Google, Amazon, Facebook o Apple deberán pagar impuestos en los países donde ganan dinero aunque no tengan presencia física

Hoy los ministros de finanzas y los gobernadores de los bancos centrales del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) llegaron a un consenso para aprobar el llamado «impuesto digital». Esto obligará a que las grandes compañías tecnológicas que tienen operaciones digitales tengan que pagar impuestos en aquellos países donde tengan actividad, sin importar que no estén físicamente presentes.

El Ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, dio a conocer los detalles de esta nueva ley que gravará las actividades digitales de los llamados «gigantes tecnológicos», como Google, Amazon, Facebook o Apple, por los ingresos acumulados dentro de un país, incluso si sus sedes se encuentran en otro lugar. Dicha medida fue denunciada por los Estados Unidos como «discriminatoria», ya que, afirman, afecta principalmente a empresas estadounidenses.

Leer más