<
>

China revela los secretos de la cara oculta de la Luna | Life

Ha pasado algo más de un año desde la gran hazaña de la agencia espacial china. El 3 de enero del año pasado, la sonda Chang’e-4 conseguía aterrizar en la cara oculta de nuestro satélite, siendo la primera sonda en hacerlo. Ahora, China ha desvelado los secretos de la cara oculta de la Luna que explican la evolución del satélite.

Por sus condiciones, la cara oculta de la Luna ha sido siempre un misterio. Y es que, el 41% de la superficie del satélite no se ve desde la Tierra debido a una ecuación muy simple: la rotación de la Tierra y de la Luna están sincronizadas. La Luna tarda unos 28 días en completar una órbita alrededor de la Tierra… y en girar sobre sí misma.

Esto provoca que esa parte no se pueda observar desde la Tierra (pero sí desde otros puntos) y siempre haya sido campo de cultivo para mitos, leyendas y hasta conspiraciones. En 1962, la sonda Ranger 4 de la NASA intentó aterrizar en ese espacio, pero no sobrevivió al aterrizaje y no tenemos ningún dato de ella. La Chang’e 4, sin embargo, sí nos ha sido útil.

En cuanto aterrizó, la sonda desplegó el vehículo lunar Yutu-2, un pequeño rover que ha sido el encargado de pasear por los cráteres de la cara oculta de la Luna. Es el robot que se encuentra a la derecha en la imagen principal, y es el que ha estado descubriendo de qué se compone el suelo lunar.

Eso sí, van despacio. Y es que, en la Luna el día dura dos semanas… y la noche otras dos. El Yutu-2 se mueve con energía solar, por lo que trabaja durante dos semanas y, después, pasa otras dos en suspensión. 

Lo que ha descubierto en esos 15 días lunares es que el suelo lunar conocido está compuesto por tres capas. La primera tiene unos 12 metros de espesor, la segunda unos 24 y la tercera unos 40 metros, y están compuestas por regolito lunar, rocas grandes y rocas aún mayores, respectivamente.


Un nuevo descubrimiento ha dado con 20 lunas nuevas dando vueltas alrededor de Saturno. Con éstas ya tiene 82 lunas, que se conozcan, por lo que estaría por encima de Júpiter que sólo cuenta con 79. 

Esto lleva a los investigadores a desarrollar dos teorías. En una salen a relucir los volcanes que habrían estado activos en la Luna hace más de 3.600 millones de años. La otra teoría habla de una historia geológica violenta con muchísimos impactos de cuerpos espaciales.

El Yutu-2 está armado con un sonar, lo que permite explorar el subsuelo de la Luna, pero llega hasta esa tercera capa de profundidad, habiendo, evidentemente, más estratos que componen la Luna.

Ahora, la agencia CNSA china está trabajando en una siguiente versión, una Chang’e-5 que sea capaz de aterrizar en la Luna, coger muestras y volver a la Tierra. Es una misión prevista para el 2035. Ojo, también queda por ver el tiempo de vida que queda a la actual misión, ya que la Chang’e-4 se diseñó para durar un año y el Yutu-2 iba a tener una vida útil de tres meses.



Source link

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario