consiguen instalar MS-DOS 4 en un IBM PS/2 de 1987

Tras liberarse recientemente el código fuente de MS-DOS 4.0, los fanáticos de la informática no han tardado en sacarle provecho e instalarlo en un IBM PS/2 de 1987.

A veces los retro consigue colarse en una actualidad presidida por nuevas tecnologías y eso es precisamente lo que ha ocurrido, al lograr instalar MS-DOS 4 Microsoft Disk Operating System 4 en un IBM PS/2 de 1987.

Apenas han pasado unos días desde que Microsoft liberó el código fuente de MS-DOS 4.0 al público. Esta versión del sistema operativo, lanzada originalmente en 1986, fue el resultado de una colaboración entre Microsoft e IBM. Sin embargo, las tensiones entre ambas empresas en ese momento llevaron a que se lanzaran dos ramas diferentes: MS-DOS 4.0 e IBM DOS 4.0.

Ahora, gracias a ese código fuente, un usuario conocido como @virtuallyfun en X ha logrado instalar MS-DOS 4 en un IBM PS/2, el mismo hardware para el que fue diseñado originalmente. Este modelo de PC, lanzado en 1987, encaja perfectamente con la versión de MS-DOS 4.0, permitiendo a los usuarios vivir de primera mano cómo era utilizar un ordenador a finales de los años 80.

Como era de esperar, el proceso no fue sencillo. Debido a que el procesador Intel i386DX del equipo solo alcanzaba una velocidad de reloj de 16 MHz, todo le llevó más de una hora. Sin embargo, todo era cuestión de esperar.

Cuando lo retro consigue hacerse hueco en una actualidad demasiado moderna

La liberación del código fuente de MS-DOS 4.0 por parte de Microsoft no es la primera vez que algo así se ve y la compañía ya ha compartido versiones anteriores de su sistema operativo en otras ocasiones. En 2014, el Museo de Historia de la Computación recibió las versiones 1.25 y 2.0 de MS-DOS, que ahora también se encuentran disponibles en el repositorio de GitHub de Microsoft.

Añadir que aunque la instalación de MS-DOS 4 en un IBM PS/2 es todo un reto conseguido, no es la única forma en que los más fanáticos de todo este mundo retro pueden revivir el pasado. Actualmente, existen varias opciones, desde emuladores en móviles hasta consolas portátiles para juegos clásicos. Incluso se han visto proyectos que combinan lo antiguo y lo nuevo, como una Compaq rota convertida en una potente máquina de juegos.

Deja un comentario