<
>

Apple pagará hasta 500 millones de dólares por la pérdida de rendimiento de los iPhone | Tecnología

No es la primera vez que Apple debe hacer frente a una demanda colectiva de sus usuarios ante prácticas de dudosa ética comercial, pero nunca había tomado la dimensión del conocido como Battery Gate que reducía la autonomía de la batería y el rendimiento de los iPhone más antiguos.

Lejos de conformarse, lo usuarios americanos se unieron en una plataforma para demandar a Apple. Ante el tribunal, Apple aseguró que nunca ralentizó el rendimiento de los iPhone con malas intenciones. Ahora, ese mismo tribunal ha visto como ambas partes alcanzaban un acuerdo en el que Apple debía indemnizar a sus usuarios.

Apple tendrá que pagar a los consumidores 25 dólares por cada iPhone, un coste que podría ajustarse hacia arriba o abajo, dependiendo de la cantidad de iPhone afectados, con un pago total mínimo de 310 millones de dólares, que podría ascender hasta los 500 millones de dólares.

La compañía de Tim Cook accedió a pagar al acuerdo para evitar los costes judiciales que acarrearía el goteo de demandas por todo EE.UU., aunque la empresa sostiene en todo momento que no hubo mala fe en sus actuaciones.

El acuerdo preliminar se hizo público el pasado viernes y cubrirá las indemnizaciones a los usuarios con modelos iPhone 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus, 7, 7 Plus o que emplearan una versión del sistema operativo iOS 11.2.1 o posterior antes del 21 de diciembre de 2017.

La base de la demanda colectiva contra Apple se sostenía ante la falta de rendimiento que de repente empezaron a mostrar los iPhone que ya se encontraban en el mercado a finales de 2017.

Todo se produjo con la llegada de la función que supuestamente aumentaba el rendimiento del dispositivo y evitaba reinicios inesperados pero, finalmente, resultó que ocasionaba graves problemas en la batería de los iPhone al alcanzar altas temperaturas.

Escucha”Episodio #21: Obsolescencia programada – ¿Qué es… ? Con Rubén Andrés Barbero” en Spreaker.

Ante el aumento de temperatura, se activaba un sistema de seguridad que reducía el rendimiento del dispositivo para protegerlo. Algo similar a lo que sucede con los procesadores.

Desde que se implantó esta nueva función, los problemas no han dejado de llamar a la puerta de Apple. Primero ofreció descuentos en la sustitución de la batería de los iPhone afectados, que más adelante tuvo que ampliar para evitar una primera demanda colectiva. Con este nuevo acuerdo Apple daría por zanjado esta polémica. Al menos en Estados Unidos.



Source link

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario