<
>

Asus ROG Phone 3, análisis y opinión | Tecnología

La idea de jugar dónde y como quieras está muy unida a la telefonía móvil que, prácticamente desde sus inicios, ha estado coqueteando con la integración de funciones para juegos en sus móviles.

Asus, como uno de los principales actores de la escena gaming se ha tomado muy en serio el smartphone como plataforma de juegos. En esta tercera generación de ROG Phone se pule el concepto de smartphone de uso diario con capacidades gaming .

Atrás han quedado las carcasas de plástico y los diseños toscos y recargados. Asus ROG Phone 3 apuesta por materiales premium y el hardware más potente . Solo eso justifica los 999 euros que cuesta el Asus ROG Phone 3 que nos disponemos a analizar . ¿Merecerá la pena?

Asus ROG Phone 3 (ZS661KS)
Pantalla AMOLED 6,59 pulgadas | Formato 19,5: 9 Full HD + (2.340 x 1.080 píxeles) | 144 Hz | HDR de 10 bits | 1.000 nits
Procesador Qualcomm Snapdragon 865+ | Adreno 650
Memoria RAM y almacenamiento 8/12/16 GB LPDDR5 | 512 GB | UFS 3.1
Cámaras traseras Principal: Sony IMX686 64 Mpx f / 1.8 | Gran angular: 13 Mpx f / 2.4 125 ° | Macro: 5 MP f / 2.0 | Frontal: 24 Mpx f / 2.0
Batería 6.000 mAh | Carga rápida 30 W
Android Android 10 con ROG UI
Conectividad 5G | WiFi 6 (802.11 ax) de doble banda | MU-MIMO | Dual SIM | Bluetooth 5.1 | NFC | 2 x USB-C (3.1 lateral, 2.0 inferior) | A-GPS, GLONASS, GALILEO.
Dimensiones y peso 171 x 78 x 9,85 mm | 240 gr
Precio 799 euros (Strix Rd. 8 GB / 256 GB) | 999 euros (12 GB / 512 GB)

Análisis del Asus ROG Phone 3 en apartados:

A simple vista es un ROG Phone 2 pero refinado

Como viene siendo habitual, comenzamos nuestro análisis del Asus ROG Phone 3 hablando del diseño de este smartphone gaming.

Nos llama la atención el enorme parecido que guarda con la versión anterior y es que prácticamente utiliza el mismo chasis y repite con sus dimensiones . Se trata de un smartphone grande. Muy grande.

Al igual que el Asus ROG Phone 2, el ROG Phone 3 tiene unas dimensiones de 171 x 78 x 9,85 mm situándose como uno de los smartphones más grandes de 2020 y, sin duda alguna, uno de los más pesados ​​ya que para la báscula en 240 gramos .

Llama la atención su cuidada construcción en la que se ha empleado cristal Corning Gorilla Glass 6 tanto para proteger la pantalla como la trasera, siendo este uno de los puntos más destacados a nivel de diseño.

En ella destacan tres elementos bien diferenciados. El primero de ellos es el logotipo de ROG con la inscripción Republic Of Gamers, ubicado en una posición centrada en la trasera que, al encender el terminal, se ilumina en colores RGB personalizables .

Por otro lado , Asus ha querido dejar entrever el nuevo sistema de refrigeración dejando una zona transparente junto al logotipo en la que se deja ver parte del sistema de disipación de la refrigeración líquida, así como una pequeña ranura de ventilación. [19659003] Como puedes imaginar, la sola presencia de esa ranura de ventilación anula toda opción de contar con una protección IP contra polvo o salpicaduras.

El último elemento que llama la atención en una trasera elegantemente vestida de gris — al menos para tratarse de un smartphone gaming— es el módulo de cámaras, que crece con respecto al ROG Phone 2 para incorporar una tercera lente, pero mantiene la misma forma y ubicación.

Si te preocupa que se te pueda resbalar el smartphone de las manos o arañar, Asus ha incluido una carcasa ligera junto al ROG Phone 3 que, si bien deja visibles los elementos más destacados de la trasera, evita que el smartphone entre en contacto directo con la superficie de los lugares en los que dejas el smartphone y este pueda arañarse de forma accidental.

La silueta del Asus ROG Phone 3 dibuja unas formas suaves que permiten que, a pesar de tratarse de un smartphone grande y pesado , pueda agarrarse con cierta seguridad sin que resulte incómodo en la mano.

Si nos movemos hacia los bordes del terminal, el Asus ROG Phone 3 nos guarda algunas sorpresas curiosas . Como era de esperar, en el borde derecho encontramos los botones de volumen y encendido, situados a una altura adecuada a pesar del gran tamaño del terminal.

Si nos fijamos con más detenimiento en los extremos de este lateral descubrimos un par de inscripciones. en las que se lee ROG u GOR (sí, a la inversa) que indican la presencia de los Air Triggers o gatillos hápticos que emulan el funcionamiento de los botones L1 y R1 en los mandos de juegos, ofreciendo una mejor experiencia gaming .

En el lateral opuesto encontramos la bandeja para dos tarjetas SIM y, en el centro, un conector doble que sirve como punto de anclaje para los accesorios o como punto de carga USB de tipo C para cargar el smartphone más cómodamente mientras juegas con el móvil en posición horizontal.

El borde superior únicamente cuenta con uno de los cuatro micrófonos distribuidos por el terminal, mientras que en mi l extremo inferior encontramos un segundo micrófono y otro puerto USB-C desplazado del eje central.

Perfectamente integrados en el frontal encontramos una pareja de altavoces que custodian la pantalla desde sus extremos, ofreciendo un sonido estéreo frontal .

La pantalla tampoco ha sufrido grandes cambios con respecto a la generación anterior, al menos en lo referente a los marcos. No hay ni rastro de notch ni perforaciones en pantalla –lo cual agradecemos— y se compensa con un marco superior e inferior simétricos que duplican el grosor de los marcos laterales para alojar elementos como los altavoces, la cámara frontal o el LED de notificaciones.

Pantalla AMOLED de 144 Hz que se equipara a los monitores de esports

Asus es uno de los principales fabricantes de componentes para juegos bajo la marca ROG, y ha querido llevar toda esa experiencia a su división de móviles subiendo la apuesta de los 120 Hz que montaba el ROG Phone 2, hasta los 144 Hz que ofrece el Asus ROG Phone 3 que estamos analizando.

En lugar de apostarlo todo a la resolución y montar un panel de mayor resolución, ROG Phone 3 ofrece una alternativa que ha funcionado muy bien en los monitores gaming para esports.

Para su móvil gaming de 2020 Asus ha apostado por mantener una Full HD + (2.340 x 1.080 píxeles) subiendo la tasa de refresco hasta los 144 Hz para ofrecer una experiencia de juego más fluida, y una de muestreo tasa táctil de 270 Hz para transmitir más rápidamente los movimientos a los personajes del juego.


Empieza a ser muy habitual hablar del número de Hz o hercios que tiene la pantalla de un móvil cuando se presenta, pero ¿qué significa esta medida y que implica para los usuarios? Os lo contamos.

Esta decisión se respalda con una pantalla AMOLED de 6,59 pulgadas y un formato 19,5: 9 que proporciona una buena calidad para juegos, mostrando unos colores vivos e intensos, manteniendo un buen equilibrio en los negros.

ROG Phone 3 viene con un buen calibrado de color de fábrica pero como cada usuario es un mundo, puedes personalizar el matiz y balance de blancos de la pantalla desde los ajustes de pantalla en la opción Splendid que en nuestro caso hemos optado por establecer en la opción Natural.

Desde estos menús también puedes ajustar la tasa de refresco para la pantalla, pudiendo establecer directamente esos 144 Hz u optar por una opción automática que ajusta la tasa de actualización a la máxima que permite la app que estás usando en ese momento.

De ese modo, puedes ahorrar algo de batería ajustando la tasa de refresco a valores inferiores cuando la app no ​​ofrezca soporte para frecuencias tan elevadas. Esta ha sido nuestra opción preferida por el excelente equilibrio entre rendimiento y ahorro de batería que ofrece.

¿Y cómo sabemos si un juego es compatible con una tasa de refresco tan elevada? Pues el propio smartphone ofrece una sección en la app Armory Crate una selección de títulos catalogados en base a la tasa de refresco que soporta, por lo que encontrar títulos con los que exprimir este smartphone va a ser coser y cantar .

Nos encontramos ante una de las pantallas más brillantes de la gama alta de móviles mostrando valores realmente reales y que puede ofrecer una media de 907 luxes con picos de hasta 1.503 luxes cuando hace uso del modo HBM (High Brightness Mode) en entornos muy luminosos como puede ser al usarlo en exteriores a pleno sol.

Snapdragon 865+, 12 GB de RAM y 512 GB ¿alguien da más?

Con el nivel de potencia que ofrecen los procesadores actuales, prácticamente cualquier móvil del mercado sirve para jugar. La gran diferencia es que muy pocos permiten hacerlo exprimiendo al máximo las prestaciones gráficas del juego.

En este sentido, el Asus ROG Phone 3 viene armado hasta los dientes con el hardware más potente del mercado en todas sus vertientes.

Por la parte del procesador, el Snapdragon 865+ se encarga de dar alegrías y horas de diversión con cualquier juego y con los ajustes gráficos al máximo. Esta versión eleva la frecuencia del procesador hasta unos impresionantes 3,1 GHz.

A la hora representar gráficos, la GPU Adreno 650 toma la iniciativa dibujando escenarios velocidades de vértigo que nos ha permitido disfrutar de una de las mejores experiencias gaming que hemos vivido en 2020 .

Semejante bestia viene acompañada con 8, 12 o 16 GB de memoria RAM en función de la versión de Asus ROG Phone 3. En nuestro caso, Asus nos envió la versión que equipa 12 GB de memoria RAM y la experiencia ha sido totalmente fluida.

Huelga decir que resulta muy complicado saturar este smartphone. Incluso abriendo una gran cantidad de aplicaciones hemos obtenido una experiencia de uso fluida y una ejecución de los juegos casi inmediata.

Prueba del fantástico rendimiento que ofrece este móvil gaming son ​​los resultados obtenidos en los test sintéticos, donde el Asus ROG Phone 3 ha batido todos los récords en rendimiento. Estos son sus resultados:

Asus ROG Phone 3 Asus ROG Phone 2 Asus ZenFone 7 Pro Oppo Find X2 Pro Huawei P40 Pro +
Procesador SD 865+ SD 855+ SD 865+ SD 865 Kirin 990 5G
Geekbench 4 Single 4.554 6.603 4.626 4.290 3.917
Geekbench 4 Multi 13.354 10.169 12.742 13.205 12.723
Geekbench 5 Single 991 769 1.005 905 19659069] 779
Geekbench 5 Multi 3.355 2.527 3.201 3.315 3.199
Marca 3D (OpenGL | Vulkan)) 7.851 | – 6.258 | 5.507 7.885 | 7.054 7.306 | 6,643 6,057 | 5.628
Wild Life Unlimited 4.147 | 24,80 fps
AnTuTu 646,812 508,152 639,131 598,629 532,550
Marca PC [19659007] 14.377 11.770 15.428 11.389 11.605

Los benchmark reflejan un rendimiento teórico en el que se emulan escenarios ideales. No obstante, estos resultados refuerzan nuestra experiencia en el día a día, con un smartphone que, literalmente, puede con todo .

Este rendimiento tan brutal tiene un alto coste –que no económico del que hablaremos más adelante—, como es un rápido aumento de temperatura a poco que se le exige mayores prestaciones.

Asus ha mejorado el sistema de refrigeración líquida incorporando componentes de grafito para mejorar la extracción del calor. Aun así, no es suficiente para disipar todo el calor que genera el Snapdragon 865+ y al poco de empezar a jugar ya se nota el incremento en la temperatura .

Un síntoma claro de esto es la inclusión. del accesorio AeroActive Cooler 3 un ventilador externo que se conecta al puerto de accesorios del ROG Phone 3 para ayudar a mantener las temperaturas a raya.


Esto es lo que pido a un móvil gaming, dispositivos que deben destacar por su potencia, pero también por un software especial que marca la diferencia.

Nos ha sorprendido descubrir que en el banco de pruebas la memoria de almacenamiento del Asus ROG Phone 3 no ha sido tan brillante. No es que tenga un mal rendimiento, al contrario, es gratificante ver la rapidez con la que se abren las aplicaciones y se almacenan los archivos.

Asus ROG Phone 3 Asus ZenFone 7 Pro Oppo Find X2 Pro Huawei P40 Pro +
Escritura secuencial 500,96 MB / s 530,50 MB / s 491,6 MB / s 621,16 MB / s
Lectura secuencial 1,36 GB / s 1,46 GB / s 1,49 GB / s 1,61 GB / s
Escritura aleatoria 26,76 MB / s 39,47 MB ​​/ s 29,9 MB / s 42,31 MB / s
Lectura aleatoria 19,10 MB / s 22, 37 MB / s 22,06 MB / s 26,20 MB / s
Velocidad de copia en memoria [19659007] 10,65 GB / s 9,44 GB / s 9,7 GB / s 6,09 GB / s

No obstante, el tal vez el hecho de contar con una mayor densidad de almacenamiento, con 512 GB, haya podido influir en sus resultados para que el Asus ROG Phone 3 que estamos analizando no se coloque en la cúspide del rendimiento en todas sus vertientes.

Android 10 y un software muy orientado a los más jug ones

Una parte importante en este Asus ROG Phone 3 es el software . Asus mantiene su estrategia de no recargar la interfaz del smartphone con una capa de personalización demasiado recargada para no minar la experiencia de uso.

El smartphone gaming de Asus viene con Android 10 instalado de serie sobre el que corre una capa de personalización ROG UI que añade algunas ligeras pinceladas en forma de opciones de específicas en los menús desde las que configurar elementos de hardware de este smartphone.

La experiencia de uso que ofrece esta interfaz es, básicamente, la de cualquier smartphone Android de stock, con una interfaz sencilla y eficiente.

Una de esas pinceladas a las que hacíamos referencia es lo que Asus ha venido denominando como el Modo X . Este modo de funcionamiento cambia por completo el esquema de uso del procesador redirigiendo todos los recursos del teléfono inteligente para obtener el mejor rendimiento o. Es al activar este modo cuando el ROG Phone 3 saca sus garras y ejecuta sin piedad cualquier juego o aplicación por exigente que sea.

También encontramos opciones de personalización del comportamiento de los Air Triggers que no solo Permitir ajustar la intensidad de la pulsación, sino que permite establecer funciones de deslizamiento o dividir el botón para duplicar las funciones.

Esta y muchas otras opciones de personalización relativa a la parte de juego se engloban dentro de la aplicación Genie desde la que puedes establecer el comportamiento del smartphone en función del juego que se ejecute, pudiendo modificar la tasa de frecuencia de la pantalla o el nivel de rendimiento del monitor.

Nos ha parecido muy interesante la integración de una zona “apretable” que reacciona cuando apretamos los laterales del ROG Phone 3 mientras sostenemos el móvil permitiendo realizar una tarea como activar el menc ionado Modo X o cosas tan útiles como encender rápidamente la linterna.

Unas cámaras que no esperabas encontrar en un smartphone gaming

El rendimiento fotográfico no es una preferencia para que considere utilizar un smartphone gaming como móvil personal. Sin embargo, el Asus ROG Phone 3 que estamos analizando puede llegar a sorrender a propios y extraños al ofrecer una calidad fotográfica que no esperábamos.

Sin ánimo de crear falsas esperanzas, su rendimiento no puede equipararse a ninguno de los smartphones de gama alta con los que se equipara en precio. Sin embargo, sí ofrece la suficiente calidad fotográfica como para poder utilizar en el día a día como smartphone principal.

Lo primero que nos encontramos es con una app de cámara bastante completa en cuanto a modos de disparo en foto y vídeo, pero con la estructura de carrusel habitual en los sistemas Android.

Las opciones de disparo y selección de modos se concentran en la parte inferior, mientras que las opciones propias de cada modo se ubican en la parte superior. En esencia, es una app bastante sencilla de usar lo cual ya es mucho.

Además de los modos de disparo automáticos para foto y vídeo encontramos sendas opciones de disparo manual para ambas disciplinas, así como distintos modos artísticos como el modo Retrato el modo que controla el disparo de la lente Macro o funciones para la creación de Time Lapse y cámara lenta .

De entre todos estos modos, probablemente el que más nos haya sorprendido es el modo Noche ya que no solo no muestra una pérdida notable de calidad de imagen, sino que mejora las fotos con poca luz aplicando un agrupamiento de píxeles y un procesado fotográfico muy eficiente.

Estas son algunas de las características técnicas de las cámaras del ROG Phone 3 . Pero antes, recordarte que desde este enlace puedes descargar las muestras de cámara que verás más abajo para que puedas comprobar por ti mismo los resultados fotográficos.

Sensores Focales (equivalente en 35 mm) Apertura y estabilización
Traseras Sony IMX686 64 Mpx | 1 / 1.72 “| 0.8μm 26 mm f / 1.8 | EIS
Ultra gran angular: 125º | 13 Mpx 11 mm f / 2.0
[19659007] Macro: 5 Mpx f / 2.4
Frontal 24 Mpx 0,9 μm 27 mm f / 2,0 | EIS | foco fijo

En las fotos a pleno el Asus ROG Phone 3 ofrece unas fotos bien definidas, aunque con un rango dinámico algo limitado, que tiende a empastar los colores. Notamos que, según la toma y sus condiciones de luz, les falta algo de saturación ya que ofrece un histograma algo aplanado.

Por todo lo demás son unas fotos totalmente usables y que mejoran levemente cuando se toma el control del HDR, evitando que actúa de una forma tan contundente. Esta cámara controla bien el balance de blancos ofreciendo unas fotos naturales y realistas.

La cámara gran angular repite los mismos errores con el color de la cámara principal, con el añadido de la pérdida de nitidez por el re corte en la resolución. Sin embargo, no es ningún error insalvable que no se corrija con una pasada por el editor fotográfico para subir la intensidad de los tonos.

La lente Macro es la tercera en discordia y, de nuevo, se aprecia una buena intención de Asus por aplicarle un procesado eficiente y las fotos son muy resultonas cuando se visualizan en la pantalla del smartphone, pero al sacarlas a un monitor externo muestra sus debilidades con unos bordes poco definidos.

En lo relativo al modo retrato, la cámara principal del ROG Phone 3 cae en las típicas trampas de los smartphones que no cuentan con una cámara secundaria o un sensor ToF para medir distancias, corriendo el riesgo de que el sujeto de la foto pierda alguna de sus orejas en el recorte o el bokeh se cobre parte de las gafas a modo de peaje.

En este aspecto el resultado es algo más inconsistente y obliga a revisar la foto antes de darla por buena ante el riesgo de tener que repetirla . No obstante, como decimos, es un mal muy habitual en aquellos smartphones que aplican el recorte por software y no en base a mediciones vía hardware.

Donde realmente salta la sorpresa es en el modo Noche donde el agrupamiento de píxeles del sensor de 64 Mpx saca músculo ofreciendo una imagen nocturna perfectamente nítida y definida sin que el ruido tenga una presencia notable.

La cámara gran angular no aplica la misma tecnología y se nota, entregando unos jpg mucho menos nítidos, aunque mantiene un buen control del ruido.

Si nos vamos a la parte frontal, la cámara de selfies del Asus ROG Phone 3 ofrece unos tonos de piel muy acertados y no tiende a deformar las caras, aunque no aporta una excesiva nitidez y definición cuando estos selfies se ven desde una pantalla diferente a la del smartphone.

Esta cámara sorprende en escenas con poca luz por no mostrar una caída excesi va en términos de calidad, repitiendo los errores que observamos en los selfies a pleno sol, pero manteniendo un buen enfoque y control del ruido.

Al estar dotado con uno de los procesadores más potentes del mercado, el ROG Phone 3 permite grabar vídeos con resolución 8K . Además, también admite clips en 4K a 30 y 60 fps.

Sin embargo, ninguno de estos modos es estabilizado, y debemos bajar hasta 1080p a 60 fps para obtener una estabilización electrónica de los vídeos, quedando configurada automáticamente a esta resolución cuando se pulsa esta opción en la cámara.


Como ya dijimos, las imágenes obtenidas con el teléfono ROG 3 que estamos analizando no pueden equipararse con las que obtienen la mayoría de los teléfonos inteligentes de la gama alta, pero si las colocamos dentro del contexto de un smartphone gaming, los resultados son más que satisfactorios.

6.000 mAh con autonomías muy cambiantes

Ser uno de los smartphones más grandes del mercado debe tener alguna ventaja, que no es otra que la de disponer de espacio suficiente como para alojar una batería generosa.

En este sentido el ROG Phone 3 de Asus repite cifras de capacidad con respecto al modelo del año pasado con 6.000 mAh de capacidad . A primera vista puede parecer una capacidad exagerada, pero no debemos olvidar que nos encontramos ante uno de los smartphones gaming más potentes del momento . Rendimiento y ahorro energético no acostumbran a ir de la mano.

Aún así, hemos conseguido una autonomía muy destacable incluso para un hardware de altas prestaciones obteniendo unos tiempos de pantalla rondan una media de 8 horas y media con un uso medio en el que se incluye el uso de redes sociales y correo, consumo de vídeos, hemos hecho fotos y vídeos y, sobre todo, hemos jugado.

En este escenario de uso real hemos mantenido el brillo automático activado, así como el ajuste de la tasa de refresco de la pantalla en automático para el decida cuando aumenta la tasa de frecuencia.

En las ocasiones en las que hemos puesto a prueba el rendimiento. del smartphone con jornadas de juego más intensivas la autonomía del ROG Teléfono 3 ha bajado hasta las 6 horas y media o siete horas .

En un escenario totalmente distinto, con un perfil mucho más ahorrador n o hemos tenido problemas para alcanzar las 10 horas de pantalla en dos días de uso.

No obstante, el hecho de utilizar una frecuencia de pantalla dinámica, que cambia automáticamente en función de la aplicación que usa en cada momento, ha hecho que los resultados de uso de la batería varíen ante escenarios teóricamente iguales.

El Asus ROG Phone 3 ha tardado 33 minutos para cargar su batería hasta el 50% de su capacidad, mientras que para alcanzar el 100% han sido necesarios 144 minutos .

Junto al smartphone se incluye un cargador de 30 W . No es la carga rápida más potente del mercado, y no habría gustado encontrar un cargador algo más potente para agilizar un poco más el proceso de carga de una batería tan grande.

Dentro del apartado Batería del menú de configuración encontramos la aplicación PowerMaster desde la que es posible ajustar el comportamiento de la batería protegiéndola durante el proceso de carga con cargas menos intensas o cargas programadas durante la noche para evitar la degradación prematura de la batería .

Doble conector USB-C, 5G y un sonido estéreo muy superior

El Asus ROG Phone 3 viene equipado con toda la conectividad que puede pedírsele a un smartphone de gama alta, e incluso algo más de regalo .

Empezando por las conexiones físicas, el Asus ROG Phone 3 que estamos analizando viene equipado con dos puertos USB de tipo C uno en la parte inferior y otro en el lateral [19659031] La conectividad se mantiene incluso con el accesorio de refrigeración instalado ya que este aporta un puerto USB C y agrega un conector de 3,5 mm para auriculares del que carece el ROG Phone 3.

La conectividad inalámbrica de este Asus ROG Phone 3 es muy completa algo que queda especialmente potenciado con el procesador Snapdragon 865+ que no solo aporta conectividad 5G y dual SIM sino que también trae algunas mejoras asociadas al incremento en la capacidad de transmisión de datos bajo una red WiFi 6 (802.11 ax).

Tampoco a la cita la conectividad NFC permitidos pagos móviles y Bluetooth 5.1 con soporte para el códec aptX Adaptive que permite consumir poca batería y mejorar la latencia al usar unos auriculares inalámbricos.

En el apartado del sonido, el Asus ROG Phone 3 cuenta con dos altavoces estéreo ubicados en ambos extremos del smartphone que apor tan un sonido realmente espectacular tanto en volumen, como en unos bajos muy marcados que sorprenden en un smartphone.

El hecho de contar con unos altavoces frontales mejora la experiencia de juego haciéndola más inmersiva. Esto también puede extrapolarse a la experiencia que este smartphone ofrece a la hora de ver series y vídeos en el móvil.

Un móvil con dos caras: un gamer incansable y un smartphone para el día a día

Llegamos al final de este análisis del Asus ROG Teléfono 3 con la convicción de tener entre las manos uno de los móviles más potentes que hemos probado nunca … y han sido unos cuantos.

Sería todo un atrevimiento por mi parte considerarme un usuario gamer, ya que aunque juego alguna que otra partida, esta no es ni de lejos mi actividad principal. Aun así, no me he encontrado incómodo utilizando un smartphone tan orientado a un tipo de usuario gaming .

Por lo tanto, podríamos decir que nos encontramos ante una especie de Doctor Jekyll y mister Hyde con un smartphone que vive una doble vida : bajo una apariencia elegante y bien rematada durante el día y una auténtica bestia del gaming durante la noche.

Puede que muchos usuarios consideren que pagar 999 euros (799 euros para la Strix Edition) por un smartphone para jugar es excesivo. Sin embargo, puesto en contexto, por menos de 1.000 euros se está llevando a casa el que podría ser el smartphone más potente de 2020 y que, además, ofrece un diseño, conectividad y prestaciones propios de la gama alta .

Aún así, el Asus ROG Phone 3 no es un smartphone para todo el mundo . Pero no lo es por su peso y dimensiones, no por su diseño o sus luces RGB que al ser totalmente configurables dejan un smartphone que puede dar mucho juego .

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario