Según distintos informes, la empresa matriz de TikTok, ByteDance, llegaron a un acuerdo para vender sus operaciones estadounidenses de la red social, y Microsoft se hizo cargo de los datos de todos los usuarios del país.

El propietario chino de TikTok, ByteDance renunciando a su participación en Estados Unidos tras la amenaza de prohibición realizada por Donald Trump horas antes.

Esta renuncia se convirtió a través de una venta de participaciones en Estados Unidos que iría a parar momentáneamente a Microsoft y otros inversores, aunque los datos de Redmond los que se encargarían de salvaguardar los datos de los usuarios del país, una de las preocupaciones que tenían la Administración de Trump.

información obtenida de fuentes como Reuters, donde señalalan que ByteDance ha vendido su participación en las operaciones estadounidenses de TikTok para evitar la amenaza de prohibición. En todo caso quedan muchas dudas sobre el papel de Microsoft al respecto, más allá de hacerse cargo de los datos de los usuarios estadounidenses.

En declaraciones de esta mañana, Donald Trump había señalado en el Air Force One que prohibiría TikTok a lo largo de hoy sábado mediante una orden ejecutiva o poderes económicos de emergencia bloqueando así la compañía. Se desconoce si esta amenaza de la Administración de Trump se ha realizado para empujar una posible venta de las participaciones de TikTok en Estados Unidos o bien se trata de un aviso real.

La disputa comercial existente entre China y Estados Unidos, que tuvo como principal original original de Huawei, ha cambiado en los últimos meses a TikTok por considerarla que podría estar aprovechando los datos de los usuarios a modo de espionaje.

TikTok de ByteDance, con sede en Pekin, ha sido examinado por sus prácticas de privacidad y posibles vínculos con el gobierno chino. De hecho, Estados Unidos ha llegado a comparar con empresas como Huawei y ZTE, dos compañías chinas que la Administración Trump ha seleccionado ya como amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos.


La ruptura entre Google y Huawei es el último paso en una guerra comercial reclutada desde la presidencia de Donald Trump. En la campaña electoral ya puso como objetivo el negocio de las grandes empresas chinas en su país. Os explicamos las medidas que hemos tomado en los últimos años.

De momento Microsoft no ha respondido ante la información aparecida en los medios norteamericanos y desde TikTok han tranquilizado a todos los usuarios afirmando que “ no van a irse a ninguna parte “y que van a seguir en Estados Unidos” a largo plazo “.

[Fuente: Reuters]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí