Cines de la olla caliente: cuando vas al cine a pegarte una comilona

Muchos cines tienen problemas para llenar la taquilla, pero todo se reduce a echarle imaginación. Lo de comer palomitas y un refresco, ya está pasado de moda. En los cines hot pot o de la olla caliente, vas a comer una buena comilona.

El Hot Pot, conocido en España como la olla mongola, la olla china o la olla caliente, es una comida típica china. Allí se la llama, literalmente, «comida de barco de vapor».

Cine Hot Pot en China

South China Morning Post

En China han comenzado a abrir lo que llaman cines hot pot, o cines de la olla caliente, en donde puedes ir a comer hot pot mientras ves una película.

El hot pot es una olla que contiene un caldo caliente. A su alrededor se colocan todo tipo de alimentos crudos: pescados, marisco, carne, vegetales… Los comensales se colocan alrededor de la olla, y van echando los alimentos que les apetece comer. Esperan unos minutos a que se cuezan, y luego los sacan y los untan en una salsa, para comerlos.

Es una comida muy popular en China, porque es barata y social, ya que la familia o los amigos se arremolinan alrededor de la olla caliente. Y ahora se puede comer en el cine, como muestra este vídeo:

Como vemos, se trata de salas de cine convencionales, que han sido acondicionadas para poder comer. Se ha eliminado una fila de asientos, y en su lugar se han colocado mesas de restaurante.

Una mesa para dos cuesta algo más de 20 euros, pero hay que sumar lo que te cueste la comida, que se paga aparte. Existen diferentes menús que se ajustan a todos los gustos.

La única condición que han puesto las autoridades es que los cines tengan los mismos permisos de seguridad que un restaurante, algo que cumplen casi todos estos recintos, pues solo se les exige conductos de ventilación, y salidas de emergencia.

Cines Hot Pot, comes mientras ves la película

Hay que tener en cuenta que en el Hot Pot la comida no está cocinada, son los comensales los que tienen que cocinarla ellos mismos, mientras ven la película. Así que las ollas están funcionando mediante inducción.

Cuando comienza la película, las luces se apagan, como en un cine convencional. Pero los comensales tiene unas pequeñas lamparitas en la mesa, para ver lo que comen, y poder cocinar.

La nueva comida callejera que triunfa en China, te va a hacer estallar la cabeza

La idea de estos cines de la olla caliente, es muy curiosa, pero deja en el aire muchas preguntas. Por ejemplo, ¿qué ocurre si acaba la película, y no has terminado la comida? ¿Te tienes que marchar, o hay tiempo de acabar de comer antes de la próxima sesión?

Algo nos dice que más de uno, tras una copiosa comida y las luces apagadas, en lugar de ver la película, se va a echar una buena siesta. Como en casa, pero pagando entrada…

Así son los cines hot pot que se han puesto de moda en China: vas a ver una película mientras comes. ¿Los veremos algún día por aquí, cambiando la olla caliente por una buena fabada, o una paella?

Deja un comentario