<
>

Cosas que no deberías meter nunca en el lavavajillas según la OCU | Vida

Cosas que no deberías meter nunca en el lavavajillas según la OCU | Vida 11

Cosas que no deberías meter nunca en el lavavajillas según la OCU | Vida 12

A pesar de que el lavavajillas es un electrodoméstico muy versátil, no se puede utilizar para todo. Toma nota de las cosas que nunca deberías meter en tu lavavajillas según la OCU.

Junto con el frigorífico, la lavadora o el microondas, el lavavajillas es otro de los electrodomésticos imprescindibles que no pueden faltar en nuestra cocina. Y no es de extrañar, ya que nos facilita mucho la vida y nos permite ahorrar un tiempo muy valioso a la hora de limpiar los platos.

El lavavajillas es un electrodoméstico muy versátil en el que, aparte de vasos, platos, ollas y cubiertos, también podemos lavar cosas interesantes, como cepillos y estropajos, chanclas, juguetes de plástico o cubos de basura, por poner solo algunos ejemplos.

No obstante, no vale para todo. Tal como nos explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hay cosas que es mejor no lavar en el lavaplatos. El motivo es que el agua o el detergente pueden dañar diversos materiales, por lo que es conveniente tener precaución con ciertos objetos.

Tu lavavajillas es mucho más útil y sirve para más cosas de lo que piensas. Te contamos algunas cosas interesantes que no te imaginabas que era capaz de lavar.

A continuación te dejamos una lista con las 9 cosas que no debes meter en el lavavajillas, según la OCU:

  • Cuchillos con mango de madera o de acero templado. La madera no es adecuada para el lavaplatos porque es muy porosa y se hincha, y el acero templado se daña fácilmente con el detergente. Por este motivo, es mejor que laves a mano estos cuchillos.
  • Utensilios de madera. Dado que la madera se hincha a causa del exceso de humedad, evita introducir utensilios de este material, como las tablas, cucharas y tenedores.
  • Piezas delicadas de cristalería. Si tienes piezas de cristalería delicadas, especialmente si son antiguas, mejor lávalas a mano para evitar que pierdan transparencia y brillo.
  • Ollas y sartenes antiadherentes. El recubrimiento antiadherente de ollas y sartenes puede agrietarse por la acción abrasiva del detergente y el calor del lavavajillas. Si no quieres que se estropeen, lávalas a mano.

Si quieres un nuevo lavavajillas que reduce considerablemente tu factura, aquí van algunos modelos con eficiencia energética A +++ a muy buen precio.

  • Tapa de la olla a presión. La tapa de la olla a presión tiene elementos que se pueden dañar en el lavaplatos, como la goma, que pierde elasticidad, o la válvula, que se puede obstruir.
  • Objetos de hierro sin esmaltar. No introduzcas en el lavavajillas las ollas, cuencos, sartenes o teteras de hierro sin esmaltar, ya que perjudica el material. Lávalos a mano y solo con agua.
  • Menaje de cobre y de aluminio sin esmaltar. Los objetos de cobre y aluminio sin esmaltar no están indicados para el lavavajillas porque les salen manchas. Mejor límpialos a mano.
  • Tarros con etiquetas de papel. Si alguna vez has introducido en el lavavajillas un tarro con una etiqueta de papel, ya sabes cuál es el problema de hacer esto: la etiqueta se desprende, dejando manchas en toda la vajilla y obstruyendo el desagüe.
  • Vajilla de plástico o con dibujos impresos. Antes de meter en el lavavajillas platos o vasos de plástico o con dibujos impresos, asegúrate de que son aptos para la máquina. De lo contrario, se pueden deformar o perder los motivos impresos.
Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario