<
>

Esta tecnología de baterías de estado sólido de Samsung permitirá 800 km de autonomía en coches eléctricos | Tecnología

A pesar de que en los últimos años hemos podido presenciar avances en la tecnología de las baterías de los coches eléctricos, a día de hoy la autonomía continúa siendo la principal barrera que impide que estos vehículos se puedan equiparar a los coches con motores de combustión. 

Los investigadores continúan trabajando duro superar este obstáculo, de manera que más pronto que tarde podremos ver en el mercado coches eléctricos con mayor autonomía. Esto permitirá a los conductores hacer viajes más largos, algo que en la actualidad no es posible debido a la capacidad limitada de las baterías de los vehículos eléctricos, así como a la ausencia de puntos de carga suficientes en buena parte de las rutas.

Este problema podría quedar resuelto pronto gracias a los últimos avances. Un equipo de investigadores del Samsung Advanced Institute of Technology (SAIT) y el Samsung R&D Institute Japan (SRJ) ha presentado una innovadora tecnología de baterías de estado sólido que se caracteriza por ofrecer un alto rendimiento y una larga duración.

De acuerdo con los resultados del estudio, esta tecnología podría permitir que un coche eléctrico recorra hasta 800 km con una sola carga, además de ofrecer una vida útil muy larga de hasta 1.000 ciclos de carga. 

La tecnología de baterías de estado sólido no es nueva y los investigadores de todo el mundo llevan trabajando en ella varios años. A diferencia de las baterías de litio convencionales, el electrolito no es líquido, sino sólido. Este componente es el que se encarga de servir de puente entre el cátodo y el ánodo para que puedan traspasar su carga liberando o recogiendo energía.

Una de las ventajas de las baterías de estado sólido es que soportan una mayor densidad de energía, lo que abre la puerta a ofrecer una mayor capacidad y, por tanto, una mayor autonomía para los coches eléctricos. Lo que sucede es que los ánodos de metal de litio que se usan habitualmente en las baterías de estado sólido son propensos a provocar el crecimiento de dendritas, un problema que produce efectos adversos que reducen la vida útil y la seguridad del componente. 


Las compañías eléctricas ya están trabajando en una tecnología que hará mucho más atractivo el uso de vehículos eléctricos. Gracias a los cargadores bidireccionales los usuarios de coches eléctricos podrán ganar dinero con la recarga.

Para solucionar este inconveniente, los investigadores de Samsung han utilizado por primera vez un ánodo fabricado con una capa compuesta de plata-carbono (Ag-C). En las pruebas, este prototipo demostró una mayor capacidad, y una vida útil más larga, y también mejoró la seguridad general. 

Además, este compuesto permitió reducir el volumen de la batería aproximadamente un 50% en comparación con las baterías de iones de litio convencionales. 

“El producto de este estudio podría ser la semilla de una tecnología para baterías más seguras y de alto rendimiento en el futuro”, explica Dongmin In, líder del proyecto. “En el futuro, continuaremos desarrollando y refinando materiales de baterías de estado sólido y tecnologías de fabricación para llevar la innovación de baterías de coches eléctricos al siguiente nivel”.



Source link

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario