<
>

Fiscalía denuncia a grupo fascista por acosar a jóvenes migrantes

Fiscalía denuncia a grupo fascista por acosar a jóvenes migrantes 11


Imagen de la concentración contra menores migrantes de San Blas organizada en el barrio San Blas el 14 de octubre, difundida por SOS Racismo.
Imagen de la concentración contra menores migrantes de San Blas organizada en el barrio San Blas el 14 de octubre, difundida por SOS Racismo.

La Fiscalía de Madrid intenta frenar a Bastion Frontal, un grupo fascista que ha estado difundiendo constantes mensajes xenófobos y presuntamente promovido actos de acoso contra niños, niñas y adolescentes migrantes. El Ministerio Público presentó una denuncia contra este grupo integrado por jóvenes de entre 14 y 30 años, que se autodenomina el «Movimiento Nacional de la Juventud» y que basa su ideología en el «extremismo identitario violento de derecha», según anunció a través de un comunicado. Lo acusa de un crimen de odio por difundir información falsa sobre migrantes menores de edad y por participar en campañas ultras.

La fiscalía tomó esta decisión tras recopilar toda una serie de acciones racistas por parte de Bastion Frontal, que también lanza mensajes homofóbicos en sus redes sociales, negacionistas del holocausto judío cometido por los nazis y contra el régimen democrático. Tal y como se detalla en el escrito de la Fiscalía, la denuncia surge de un informe de la Policía Local de Madrid, de 9 de julio de 2020, en el que el coordinador del Refugio de Menores Casa de Campo informó cómo un grupo de «neonazis» plantó una pancarta con el lema Recuperemos nuestros barrios, la deportación. Ese fue el comienzo de la investigación.

A partir de ese momento la Administración Pública empezó a recoger datos sobre este colectivo, a lo que también atribuye otra iniciativa frente al Centro Infantil Hortaleza, donde ha desplegado otra pancarta – con el texto “Ni centros ni ayudas. Expulsión ya «- y la promoción de una protesta el 14 de octubre en las calles del barrio San Blas-Canillejas para exigir la expulsión de menores inmigrantes no acompañados, que terminó frente a un piso, regentado por una fundación, en el que Los menores norteafricanos residen bajo la tutela de la Comunidad de Madrid. Durante esa manifestación, que requirió la intervención de la Policía y también fue aclamada por el partido de extrema derecha Vox, se realizaron saludos nazis, pancartas con ultras consignas de Fuerza y ​​honor y se pronunciaron insultos y amenazas de muerte: «San Blas será la tumba de las menas», «fuera de las menas de nuestros barrios» o «en San Blas, ni una puta mena».

El pequeño grupo, también formado por exponentes de la estética cabeza rapada, utiliza ampliamente las redes para difundir sus denuncias racistas y xenófobas contra menores extranjeros, además de vincularlos con la delincuencia. El fiscal recoge varios en su carta: “Estoy en el centro de robos, delitos y violaciones. Los vecindarios se han convertido en áreas inseguras y violentas. No los queremos en barrios o ciudades. En Casa de Campo, en Hortaleza o en cualquier lugar. Los queremos fuera de nuestras fronteras ”. La policía local informó que Frontal Bastion incluso había publicado una fotografía de un menor migrante acusándolo de violar a una niña, «cuando ya sabían que el responsable de la agresión sexual no pertenecía a ese grupo».

La Fiscalía española no es la única que investiga este tipo de grupos. Un fiscal francés está llevando a cabo investigaciones abiertas por «provocación pública de odio racial» contra Génération Identitaire, un grupo de menores de 30 años que ha atacado a inmigrantes «árabe-musulmanes» con métodos similares. El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, quiere disolverlos.



Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario