Impresiones del Samsung Odyssey Ark, que parece sacado de una nave espacial | Juego de azar

Impresiones del Samsung Odyssey Ark, que parece sacado de una nave espacial | Juego de azar 2

Esta semana ha estado marcada por dos noticias. Una, la subida de precio de PS5. La otra, la celebración de una nueva edición de Gamescom tras un par de años bastante confusos por todo el tema de la pandemia.

Teníamos ganas de volver a asistir a estos eventos y, este año, lo hemos hecho por partida doble. mi compañero David Martínez ha estado cubriendo los juegos más interesantes de la feria y ha podido escribir un montón de impresiones de títulos tan interesantes como The Callisto Protocol o Lies of P.

Por mi parte, me acerqué a ver “cacharritos” de la mano de Samsung, quienes tenían un nuevo monitor que mostrar, así como los SD 990 Pro preparados para tecnologías como Direct Storage en Windows.

Tras estar una hora trasteando con el nuevo juguete de la compañía surcoreana, te cuento mis Primeras impresiones y opiniones del Samsung Odyssey Arkun monstruoso monitor de 55” que no es comparable a nada que hayas visto antes.

Un monitor que podria ser el centro de control de la Enterprise

Lo primero que tengo que decirte es (y odio esta frase) que el Samsung Odyssey Ark no es para todo el mundo. Samsung, de hecho, está lanzando dispositivos que se ajustan perfectamente a esa -como el Galaxy Fold 4-, ya que son dispositivos que satisfacen necesidades descripción muy específica.

En el caso del plegable, la necesidad que tenga un usuario de tener un móvil “normal” y una tableta en el mismo dispositivo. En el caso del monitor, la necesidad de tener una inmersión total tanto para trabajar como, sobre todo, para jugar.

Este Ark, realmente, no es nuevo, ya que Samsung lo llevó al CES de enero en Las Vegas, pero ha tardado tanto en llegar que muchos nos habíamos olvidado de él. Ahora, ha aparecido en Gamescom con precio (2.999,99 euros puesto en casa) y, tras ver sus posibilidades, lo cierto es que no puedo esperar a tener una unidad para hacer el análisis.

Y es que, es un monitor muy, muy versátil que puede ser una estación de juego impresionante con una inmersión brutal, pero también una configuración de triple monitor en vertical y hasta un SmartTV con apps como Stadia, GeForce Now o Xbox Game Pass integradas.

Voy a empezar hablando un poquito de lo técnico y luego de la experiencia. El panel es un VAuna tecnología con la que Samsung tiene sobrada experiencia y que, si el panel es de calidad, garantiza un buen equilibrio entre colores, ángulos de visión y tasa de refresco.

Aquí tenemos una respuesta de solo 1 milisegundo, con un refresco de 165 Hz y tecnología FreeSync Pro. No tiene G-Sync, algo que me hubiera gustado ver, pero bueno, al final puedes aprovechar el sistema de AMD sin demasiados problemas.

Tiene resolución 4K de 3.240 x 2.160 píxeles y la diagonal es de 55” en formato 16:9 y con una curvatura de 1.000R que se nota bastante. Algo que me ha gustado mucho es el brillo. Sí, la sala no estaba demasiado iluminada, pero Samsung promete un brillo de 600 nits, que para un monitor no está mal, HDR10+ Gaming y lo bueno es que tiene retroiluminación MiniLED con 1.056 zonas.

Esto significa que hay… pues eso, más de 1.000 zonas de retroiluminación que ofrecen una iluminación más precisa en cada uno de los grupos de píxeles, lo que aumenta el contraste al permitir que haya negros más profundos y, sobre todo, eliminar o reducir problemas como las fugas de luz.

Los dispositivos que quieras conectar no los “enchufarás” a la parte trasera del monitor, sino al centro de control en el que se encuentra uno de los procesadores y donde tenemos, entre otros puertos, 4 puertos HDMI 2.1. Así que, sí, vas a aprovechar las bondades de las nuevas consolas, como la tecnología VRR en PS5 y Xbox Series X.

Y ese centro de control se conecta al monitor por un solo cable de fibra óptica, lo que hace que la gestión de cables sea supercómoda, algo que hemos visto en los televisores de gama alta de Samsung.

Algo muy chulo es que puedes tener el monitor tanto en vertical como en horizontal. dependiendo de lo que quieras hacer, es más cómoda una orientación u otra y cambiar es tan fácil como girar manualmente la pantalla.

La peana y el brazo pesan más de 20 kilos, así que no se mueven ni un poco cuando cambiamos la posición del panel.

Dos mandos con carga solar y que abren un mundo de posibilidades

Nada más que por características y por el diseño, el Ark llama la atención y sus números son exagerados en todos los sentidos, hasta en el número de mandos. si es que tenemos un mando normalito que es como el que tiene cualquier televisorel típico para controlar las funciones de SmartTV.

Sin embargo, hay otro mando, uno que parece una rueda de diseño de programas de vídeo y fotos profesionales y que es el mas interesante de los dos. Ambos cuentan con una batería que se recarga con energía solar, puntazo esto, y el mando principal es el que permite que el Ark sea muy versátil.

Tiene elegir una serie de botones para activar características rápidas del monitor, pero lo más espectacular ocurre cuando pulsamos el botón Home y empezamos a opciones con la rueda de control.

Aquí tenemos varias posibilidades como aumentar o reducir el tamaño de la pantalla (si una ventana queremos que ocupe las 55” o algo menos, así como su posición en el monitor) o lo más interesante, configurar la experiencia multipantalla.

Podemos configurar qué pasa cuando tenemos el monitor vertical u horizontal y ya te hablaré más de esto en el análisis, pero básicamente puedes tener hasta cuatro fuentes de imagen distintas en horizontal y hasta tres en vertical, o tener una sola fuente en horizontal y configurar el sistema para que, cuando lo pongas en vertical, muestre dos o tres aplicaciones.

De este modo vertical puedes tener el escritorio del PC, la app de YouTube y la app de… yo qué sé, Game Pass, a la vez. Es como una configuracion multimonitor en verticalpero sin tener que comprar tres monitores, el brazo especial para ponerlos uno sobre otro, etc.

Con el mando vas a poder cambiar la posición de cada “ventana” de manera muy rápida y cambiar en un momento la que está abajo, en el centro y arriba, algo conveniente porque, realmente, la que está más arriba es la que peor vamos a ver por la altura de la misma, asi que debe ser un contenido bastante secundario.

Una configuración que se me ocurre es el PC en la pantalla de arriba con Discord, Game Pass con un mando por Bluetooth en la pantalla central y youtube en la inferior para tener un vídeo de fondo mientras jugamos a títulos rollo Los Sims 4 o Two Points Instalaciones.

La verdad es que tiene varias posibilidades y abre una ventana que no estaba disponible hasta el momento gracias a esa integración de un sistema SmartTV en un monitor.

La experiencia jugando es una pasada, pero no en todos los juegos

Pero te estarás preguntando qué tal para jugar de una forma más tradicional, en esos 55” en modo horizontal. Y bueno, si te soy sincero… también me lo pregunto, ya que los títulos que había para probar no eran los más indicados.

Estaban Fortnite y Tales of Arise y sí, me gusta Fornite y me encanta el Tales of, pero creo que juegos como Cyberpunk 2077 o God of War habrían sido mejores para potenciar la experiencia tan envolvente que este monitor puede ofrecer.

Pero bueno, vamos al lio. Juegos como Tales of Arise, de deportes o más de aventura creo que son perfectos para un monitor así. Sí, cuando miramos al centro de la pantalla, lo de los laterales está superdifuminado y hasta distorsionado debido a la curvatura ya nuestra percepción ocular, pero la inmersión es una pasada.

de hecho, me gusta hasta más que los anteriores monitores gaming ultrapanorámicos de Samsungya que la curvatura es algo más cerrada en este.

Como digo, es muy espectacular, pero para títulos como Fortnite… no vale, ya que tienes que girar la cabeza, no solo los ojos, para abarcar todo el panel y eso, en un juego competitivo, es una sentencia de muerte.

Para esto, lo mejor es elegir la opción de redimensionar la pantalla para poner la pantalla de juego mas pequeña y centrada. De esta forma se sigue viendo genial y no se pierde, no del todo al menos, la sensación de inmersión, ya que el resto de pantalla no se quedará en negro, sino con colores adaptados a lo que se reproduzca en pantalla.

Por ejemplo, en Fortnite nos muestra un fondo de formas geométricas con colores bastante vivos y alegres, pero como digo, esto se adapta de manera dinámica a lo que se terminó en el panel en ese momento.

También puedes jugar en una pantalla más pequeñita en vertical, pero creo que pierde todo el efecto de espectacularidad. Si solo vas a jugar y no necesitas ser multitarea, ponlo en horizontal.

Para productividad es una configuracion multimonitor en un solo cuerpo

Y al margen de para jugar, donde creo que puede triunfar este monitor es en un entorno profesional de edición de música, foto o vídeo. Pero solo si nos permite hacer algo que no nos confirme que se pudiera hacer.

Y es que, ya te he contado que, en vertical, puedes poner tres apps, una sobre otra. En los monitores tenían conectados un PC con un solo cable HDMIasí que el monitor detectó que había un PC y las dos aplicaciones para rellenar las aplicaciones de SmartTV.

Sin embargo, lo que yo quiero en un monitor así es poner el programa de edición de vídeo en la posición central, la previsualización del vídeo en tiempo real en la posición superior y, en la inferior, la carpeta con archivos de vídeo que importan al editor.

Es un uso concreto, lo sé, pero ya te dije que no era para todo el mundo. El problema es que no puedes hacer eso con un solo cable HDMI, así que preguntó si, teóricamente, podría hacerlo sacando tres HDMI de la gráfica del PC y conectándolos al computador del monitor.

La respuesta de la persona responsable de Samsung, que me dio un montón de información sobre el monitor y me facilitó muchas cosas, fue que sí, que teóricamente de ese modo se crearía una configuración multimonitor que me permitiría hacer eso.

Sin embargo, no lo tenía 100% seguro y quedó en preguntarlo al departamento que está probando actualmente el monitor antes de su lanzamiento, pero bueno, de todos modos es algo que también probaremos cuando llegue la unidad.

Y, al final, se trata de un monitor espectacular tanto para jugar como para productividad que estamos deseando probar en profundidad. Es caro, sí, carísimo, pero ya ves que es un concepto distinto a lo que use hasta ahora, ya que combina características de monitor con opciones y funciones de los monitores de alta gama de Samsung.

Si no quieres perderte nada de lo que hemos visto en la feria aquí te dejamos los contenidos más interesantes:

Deja un comentario