<
>

La primera superluna del año iluminará el cielo esta noche: cómo, a qué hora y dónde se podrá ver | Life

Esta noche, si salís a dar un paseo por la calle, os toparéis con una visita muy peculiar. La luna viene a saludarnos en todo esplendor. Esta noche tendremos la primera superluna del 2020, un concepto acuñado por el astrólogo Richard Nolle en 1979. 

Este fenómeno digno de admirar se produce cuando hay luna llena y ésta se acerca lo máximo posible a la Tierra, llenando el cielo nocturno con su brillo plateado y dejando ver como pocas veces, los surcos de sus cráteres. A esta superluna de marzo se la conoce como ‘Luna llena del Gusano’ o ‘Luna llena del cuervo y se la podrá ver entre un 12 y un 29,2% más grande y más brillante con respecto al apogeo

Según indica la NASA, se puede considerar superluna, cuando el satélite esté en fase de luna llena y, a su vez, tenga lugar su perigeo, es decir, que se encuentre en el punto de su órbita más cercano a la Tierra, por debajo de los 358,000 kilómetros de distancia. Un breve repaso: la luna realiza un movimiento alrededor de la Tierra con forma elíptica y su punto más cercano se llama perigeo, mientras que el más lejano se llama apogeo. 


Andrew McCarthy vuelve a la carga con una composición de 100.000 fotografías de la Luna para arrojar un único resultado con un detalle bestial.

En concreto, este lunes 9 de marzo será la primera superluna de 2020, y si la queréis ver en su mejor momento, debéis aguantar despiertos hasta las 7:33 de la mañana (hora peninsular) del martes 10. No obstante, a partir de las 18:48 de esta tarde ya se podrá ver. 

Si te la pierdes por cualquier motivo, no te preocupes, el próximo 8 de abril tienes otra oportunidad a eso de las 04:35 de la madrugada. Recordar que la Luna tarda 29,5 días en dar una vuelta completa a la Tierra por lo que, existen bastantes oportunidades a lo largo del año para contemplar este espectáculo. 

Luna del Gusano, así es como se conoce comúnmente a esta superluna de marzo y su nombre se los debe a las tribus amerindias. Éstas usaban este nombre en referencia al ablandamiento que la tierra sufre a principios de primavera por culpa del deshielo. Esta situación propicia la aparición de lombrices y con ellas, el retorno de las aves que meses antes ha tenido que emigrar para evitar las difíciles condiciones que ofrece el clima invernal. 

Es más este año, los astrónomos esperan disfrutar de cuatro eclipses penumbrales. El 10 de enero tuvimos el primero y el siguiente está previsto para el 5 de junio, se podrá observar desde las Islas Baleares coincidiendo con la salida de la Luna.  Esto se produce cuando el satélite de la Tierra se oscurece durante un período aproximado de unas cuatro horas, al entrar en el cono de penumbra de nuestro planeta. Por tanto, a diferencia de los eclipses totales o en los parciales, no se observa una ocultación del cuerpo celeste. Los siguientes serán el 5 de julio y el 30 de noviembre.



Source link

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario