Los 3 sencillos trucos para perder peso cuando sales a caminar

Los 3 sencillos trucos para perder peso cuando sales a caminar 2

Vivimos tiempos en los que el sedentarismo es uno de los principales enemigos para la salud. Mucha gente pasa demasiado tiempo delante de las pantallas, ya sea por trabajo, por entretenimiento o, en la mayoría de los casos, ambas cosas. Una forma de vida que puede acarrear serios problemas a medio y largo plazo, pero que por suerte tiene una sencilla solución.

Cualquier médico al que preguntes estará de acuerdo: salir a caminar un rato cada día no solo es beneficioso para tu organismo, sino casi fundamental si tu trabajo no está relacionado de alguna forma con el esfuerzo físico. Pero si además lo que quieres es utilizarlo a modo de dieta, aquí te dejamos 3 sencillos trucos para perder peso cuando sales a caminar. 

Salir a caminar para perder peso

Está demostrado, según señalan muchos estudios al respecto, que salir a caminar aunque solamente sea 20 o 30 minutos al días ayuda mantenerte en forma. Pero también hay algunos pequeños trucos que hacen que esta práctica, ya de por sí saludable, sea más eficaz si tu objetivo pasa por perder peso. Por ejemplo, una buena idea consiste en cargar con algo de peso.

Si bien lo más natural puede consistir en ir cómodo y ligero cuando sales a practicar ejercicio, no siempre tiene por qué ser así. Resulta lógico si te decides por ir a correr o llevar a cabo algún tipo de gimnasia específica, pero no tanto si simplemente caminas. En estos casos, llevar algo de peso encima, aunque solo sea en torno a un 10 por ciento, ayuda a quemar calorías. 

La razón es muy obvia: de esta forma exiges a tu cuerpo un mayor esfuerzo durante la marcha y, aunque resulte algo incómodo, los resultados son más rápidos y beneficiosos. Lo mismo que sucede con la velocidad a la que camines. Cuando se trata de quemar calorías, la clave a la hora de perder peso, lo mejor es alternar la velocidad durante tus paseos

Es decir, que en lugar de mantener siempre el mismo ritmo, procures caminar durante algunos ratos más rápido. Es lo mismo por lo que las cintas de correr de los gimnasios o las bicicletas estáticas de los mismo también alteran su resistencia o su ritmo para conseguir ser más eficaces durante el ejercicio. No dejes que tu cuerpo se acostumbre a ir siempre igual. 

La importancia de la resistencia

Siguiendo la línea de lo visto anteriormente, también es aconsejable realizar un truco para perder peso cuando sales a caminar: variar tus recorridos, y buscar siempre que puedas que estos sean lo más irregulares posible. Es decir, subir cuestas, ascender o descender escaleras y cambiar de itinerario con frecuencia. 

Si lo haces, no solo lograrás adelgazar antes, sino que también conseguirás algún que otro beneficio extra, como puede ser fortalecer los músculos de las piernas y aumentar tu resistencia. Esto último también sirve si en lugar de salir a correr practicas footing, claro está. 

Al final, estos pequeños retos, que no suponen un sacrificio especialmente alto, provocan que consumas más calorías y, si tu objetivo es adelgazar, con un poco de constancia terminarás por hacerlo. Y sin tener que robarle demasiado tiempo a tu rutina diaria. 

Deja un comentario