<
>

Los sindicatos advierten que las movilizaciones continuarán si no se deroga la reforma laboral

Los sindicatos advierten que las movilizaciones continuarán si no se deroga la reforma laboral 11


Unai Sordo, secretario general de la CC OO, habla con Pepe Álvarez, líder de la UGT, en la manifestación frente a la Consejería de Economía en Madrid
Unai Sordo, secretario general de la CC OO, habla con Pepe Álvarez, líder de la UGT, en la manifestación frente a la Consejería de Economía en MadridJaime Villanueva / EL PAÍS

En una manifestación en la puerta del Ministerio de Economía, los sindicatos advirtieron al gobierno que si no se negocia para derogar la reforma laboral, la reforma previsional de 2013 y aumentar el SMI habrá más movilizaciones. Es significativo que esté ubicado en la sede del departamento que encabeza Nadia Calviño. En las más de 50 concentraciones que han convocado en toda España han acudido a delegaciones y subdelegaciones de gobierno. En Madrid han optado por acercar su protesta al vicepresidente tercero, el miembro ejecutivo menos cercano a sus demandas y el que tiene la última palabra, con permiso de La Moncloa, en política económica.

Allí los dirigentes del CC OO, Unai Sordo y UGT, Pepe Álvarez, exigieron que el gobierno «abra una agenda social en este momento», en palabras del primero. Esa agenda sería, sobre todo, comenzar a negociar la derogación de la reforma laboral y previsional y el aumento del salario mínimo. “O hay negociación o hay un BOE o las movilizaciones acaban de empezar”, advirtió Álvarez, quien inmediatamente después subrayó que, si llegaban, serían contenidos y adaptados a las circunstancias de la pandemia.

El discurso de Sordo ante unas decenas de delegados sindicales con máscaras y banderas -organizados en cuatro líneas para intentar mantener una distancia de seguridad, que no siempre han logrado del todo- comenzó recordando que los sindicatos se han «intensificado» en estos meses. Se refería a los convenios sobre ERTE «y sus prórrogas, teletrabajo o decretos de igualdad salarial». Pero luego empezó a dejar claro que ya se está acabando el tiempo para que todo pase para contener los daños de la pandemia: «Ha llegado el momento de desmantelar la reforma laboral y queremos hacerlo recuperando la negociación colectiva».

Álvarez, por su parte, comenzó reconociendo «que se ha hecho mucho», refiriéndose a las medidas tomadas para contener la crisis, «pero es insuficiente». «Que respeten el compromiso de derogar la reforma de Rajoy», pidió, y que el Ejecutivo plantea el SMI. “En este ministerio, los agentes de seguridad también tienen derecho a aumentar sus sueldos, como los funcionarios que trabajan aquí, o los limpiadores”, ilustró gráficamente.

Un elemento que los dirigentes sindicales no pasaron por alto fue la exigencia de que el gobierno negocie. Pero luego Sordo agrega: “Ojalá haya acuerdos, pero nadie envía el mensaje de que sin acuerdo no se puede hacer nada. No se puede conceder el derecho de veto «. Sin ser explícito, este sindicalista reclama que los empresarios de la CEOE y Cepyme, más reticentes a aceptar cambios en la reforma laboral, no puedan asentarse para evitar cambios legales que no quieren.

Este mensaje va dirigido al Gobierno, pero, sobre todo, al vicepresidente Calviño para que no se repita el episodio del SMI a finales del año pasado, cuando, al no haber acuerdo, no se planteó, siguiendo la línea trazada por el responsable de Economía.



Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario