La ironía, que él tanto utilizaba, ha querido que Juan Marsé muriera el 18 de julio, el día del autodenominado Alzamiento Nacional, nuestras nefastas consecuencias retratadas a través de los personajes de sus novelas, que poblaban una Barcelona gris y .. .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí