<
>

Por qué algunos coches llevan una matrícula roja, y qué significa | Motor

Las matrículas que usan los vehículos convencionales tienen fondo blanco. Pero es posible que en alguna ocasión te hayas cruzado con un coche que lleva una matrícula roja, y te ha sorprendido. No es un vehículo de emergencia, o que tenga algún tipo de prioridad o peligro, códigos asociados al color rojo. Vamos a ver por qué algunos coches tienen matrícula roja, y cuántos tipos hay.

Una matrícula roja indica que se trata de una matriculación provisional. En la mayoría de los casos porque el vehículo aún no tiene dueño definitivo. Solo la pueden llevar coches que pertenecen a empresas relacionadas con la automoción: por ejemplo el fabricante, un concesionario, un taller, un importador, un vendedor o un distribuidor.

Existen también matrículas provisionales para particulares, pero son de color verde en lugar de rojo. Aunque las normas para tramitarlas son similares. Tienen una validez máxima de un año.


Acciona regala 30 minutos gratis a todos los nuevos usuarios de su aplicación de motosharing. Sólo tienes que darte de alta con documentos válidos para disfrutar de la movilidad en moto eléctrica en tu ciudad.

Existen dos tipos de matrícula roja. Las que empiezan por la letra S son las que llevan los vehículos que nunca han sido matriculados. La usan principalmente los concesionarios y distribuidores cuando tienen que trasladar el vehículo de un sitio a otro.

Las matrículas rojas con la letra V se asignan a vehículos que han sido dados de bajo temporalmente, normalmente cuando cambian de dueño o empresa.

Según cuenta Raúl Salinas en Top Gear, cada vez que se circula con el vehículo hay que rellenar un boletín de circulación de matrícula roja, indicando los datos del vehículo, el conductor, los pasajeros y la información sobre el trayecto a realizar. No se puede circular fuera de España con esta matrícula, salvo que existan acuerdos entre países.


Durante un control del tráfico, la Guardia Civil para a un determinado número de vehículos. A veces depende del azar, pero otras no. Estos son los coches más propensos a ser parados en un control de tráfico.

Para obtener una matrícula roja, hay que acudir a la Dirección General de Tráfico, y tramitar estos papeles:

  1. Rellenar la solicitud del impreso oficial
  2. Identificación del interesante, que debe ser una empresa de vehículos
  3. Justificante del pago de la tasa correspondiente, que sube a 20,20 euros
  4. Justificante de tener licencia municipal de apertura de establecimiento relacionado con el coche
  5. Último recibo del Impuesto sobre Actividades Económicas

Como vemos, las matrículas rojas están asociadas a coches nuevos que trasladan los concesionarios, fabricantes, etc.

Una de las particularidades de esta matrícula es que se puede usar en diferentes coches. Tan solo hay que indicar a qué vehículo se ha asignado en el boletín de circulación que hemos mencionado.



Source link

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario