<
>

Qué es un secuestro virtual y cómo actuar si sufrimos uno | Life

Recibir una llamada de un teléfono desconocido en la que nos cuentan que un familiar ha sido secuestrado y debemos pagar para conseguir su liberación. Esta situación está aumentando en España según los registros del Ministerio del Interior

Se trata de una estafa, ese ser querido se encuentra a salvo, pero los estafadores consiguen convencer a sus víctimas y causar tal pánico que aceptan pagar sin antes comprobar que se trata de un engaño. A esta estafa se la conoce como secuestro virtual y el Gobierno alerta de un repunte de los casos en los que se ha solicitado ayuda a la policía. 

El Sistema Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior ha registrado en los últimos cinco años en España 1.474 denuncias por delitos de este tipo. La mitad se produjeron en 2016, ese año llegaron a producirse cuatro al día. Desde entonces las cifras se habían reducido hasta ahora. Este último año se ha detectado un repunte de 136 episodios. Y estos son sólo en los que la policía ha recibido un aviso, la mayoría de víctimas no llega a alertar a las autoridades

¿Qué es un secuestro virtual?

Vamos a detenernos en qué consiste un secuestro virtual para poder detectarlo si alguna vez somos víctimas de uno. Este tipo de estafas siempre se realizan por teléfono, el origen de los estafadores suele ser de países latinoamericanos, principalmente de Chile. La Policía Nacional asegura que la mayoría de delincuentes en presos en cárceles chilenas que tienen acceso a teléfonos móviles.

Con estos teléfonos llaman de manera aleatoria a números españoles y practican un mismo guión amenazante. “Llaman al azar a números de teléfonos fijos, a veces consecutivos. Ha habido casos en que lo han hecho a la sede del PP o a una oficina de la Seguridad Social. Hacen numerosas llamadas fallidas, pero con que uno pague, les compensa” ha explicado un experto de la policía a El País. 

Las autoridades españolas trabajan con las de estos países, pues últimamente también se han registrado casos o variantes desde México. Crean equipos de investigación junto con la policía de allí para destapar a los delincuentes. Además piden la colaboración de las entidades bancarias para detectar pagos extraños. 

Las cifras de dinero que exigen los estafadores a sus víctimas suele no ser muy alta, pero si se exigen con urgencia. Normalmente piden que se envíe a través de un locutorio, pero últimamente también ha solicitado pagos en bitcoins. 


Los cuerpos policiales cuentan con muchos recursos a su alcance para ‘pillar’ a los delincuentes: desde grabaciones en vídeo hasta pruebas forenses como huellas dactilares o ADN. 

Consejos para enfrentarse a un secuestro virtual

Desde que se detectó este nuevo tipo de estafas, las autoridades policiales han ofrecido una serie de consejos para ayudar a las víctimas a manejar la situación. Lo más importante es pedir la ayuda de la policía por otra línea telefónica, ellos guían a la víctima en el proceso y aunque todo quede en nada, sirve para mejorar los registros y las investigaciones que les ha llevado a realizar detenciones en los últimos años. 

  • Mucha precaución con llamadas entrantes con prefijos desconocidos o numeración oculta. El prefijo de Chile, por ejemplo, es el 056. 
  • Una vez atendida una llamada de este tipo mantener en todo momento calma y serenidad. Desconfiar de lo que nos está contando. 
  • Escuchar y dejar hablar a nuestro interlocutor, grabando la conversación si es posible. Incluso si parece oír la voz de su familiar de fondo, se debe desconfiar y mantener la calma.
  • No facilitar nunca durante la llamada datos personales, familiares, de ubicación o de contacto.
  • Dejar siempre una línea de telefonía libre para intentar localizar a la supuesta víctima y/o avisar a Guardia Civil, simultáneamente. 
  • Intentar realizar alguna pregunta muy personal de la víctima que le permita, en base a la contestación, concluir que es un falso secuestro. 
  • No efectuar nunca por nuestra cuenta pagos monetarios o entregas de efectos de valor requeridos por el extorsionador. 
  • No dudar en cortar la comunicación. Posiblemente desistirán y buscarán otra posible víctima.  
  • Escribir inmediatamente todo lo que se recuerde y denunciar siempre los hechos a la Guardia Civil.
  • Controlar los datos volcados en las redes sociales y evitar encuestas en las que se pregunte por datos personales. Estos datos pueden ser utilizados por los criminales para hacernos creer que se trata de un secuestro real. 

Si sufres algún incidente de este tipo tienes a tu disposición estos teléfonos de contacto:

Contacto Guardia Civil: 062

Equipo Secuestros y Extorsiones de la U.C.O.: +34 638 33 52 81



Source link

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario