<
>

Se celebra en Japón la mayor subasta de coches usados del mundo | Motor

Cada año, Japón exporta unos 4,4 millones de coches y de ellos, aproximadamente, 1,4 millones son usados. El país del sol naciente sigue siendo uno de los mayores exportadores de vehículos usados en el mundo. No en vano, se dice que los coches que proceden del JDM (Japanese domestic market o mercado interno japonés) son el equivalente a un McDonald’s: hay pocos lugares en el mundo donde no verás uno. ¿Y de dónde salen estos vehículos? La gran mayoría de las subastas. Y es que en Japón tiene lugar la mayor subasta de coches usados del mundo.

Para comprar un vehículo usado en Japón tenemos varias opciones: hacerlo a través de un contacto local que nos ayude a verificar las listas de distribuidores en línea, visitar el coche en persona o acudir a una subasta. Y aquí, la mayor fuente de coches usados es USS Auctions. Esta casa de subastas vende tanto a compradores nacionales como a extranjeros y lo hace desde las diez bases que tiene repartidas por todo Japón. La más grande es la de Noda, situada a una hora de Tokio, donde podemos encontrar más de 10.000 vehículos… al día. La segunda es Nagoya con 8.000 y el resto suelen estar en torno a los 4.000 coches.

 

Un evento exclusivo

Vamos a centrarnos en la que es la mayor subasta de coches usados del mundo. En Noda, estos eventos sólo se celebran un par de veces por semana: martes y jueves. Eso sí, no es algo abierto a todos los públicos: para la mayoría de las personas es imposible entrar y pujar. Tienes que formar parte de USS Auctions y para ello, necesitas que un miembro te avale y, además, presentar algún tipo de garantía. 

Los coches son revisados por inspectores independientes que dan a cada uno una calificación. Estas notas acompañan a la hoja de información del vehículo en la que, además, encontraremos fotografías del modelo en cuestión. Este sistema de puntuación es tan fiable que algunos concesionarios compran coches basándose únicamente en estos informes.

 

¿Qué coches puedes encontrar en Noda?

Cuando uno llega a Noda, una de las cosas que más impresiona es que tienen un servicio propio de transporte para llevar a los compradores de un lado a otro entre las secciones del lote que se subasta ese día. De esta manera pueden inspeccionar los vehículos antes de hacer una oferta por ellos o simplemente recogerlos después de haber completado la documentación.

En cuestión de oferta de modelos, hay de todo. Literalmente: desde coches destinados a un uso diario hasta otros más clásicos e, incluso, algunos bastante exóticos. No en vano, los vehículos cambian cada vez que se realiza una nueva subasta. Eso sí, lo más divertido es sumergirse de lleno en el lote y empezar a explorar para descubrir aquellos que están más escondidos y que pueden suponer una grata sorpresa para los aficionados al mundo del motor.

 

No en vano, se puede pujar por modelos como un Nissan Figaro o un Mercedes Clase S de 1980, concretamente un 560 SEL modificado por Lorinser. Si te van los coches más grandes, puedes tener la oportunidad de optar a un Mercedes S600 Pullman. Y si prefieres un coche japonés algo más moderno y propio del JDM, en Noda no andan escasos de Nissan GT-R o de Toyota Supra nuevos. A esto tenemos que sumar los modelos que nacieron del trabajo conjunto de Alpine y BMW, Mercedes E500 de los 90 e, incluso, compactos deportivos de Renault como un Clio V6… que lleva el motor donde tendrían que ir los asientos traseros.

Por supuesto, los deportivos japoneses de los 90 tienen una sección dedicada a ellos en exclusiva y tienen casi todo lo que estás imaginando: Nissan Skyline R32 y R33 GT-R, Honda NSX, Honda S2000, Mazda RX-7, Subaru Impreza WRX STI, Mitsubishi Evolution (desde el EVO 3 al 9)…

 

Los coches con especificaciones especiales también tienen su hueco. Allí te puedes encontrar con un Eunos Cosmo (Eunos era una marca de Mazda y el Cosmo fue el primer Mazda con motor rotativo, es un modelo muy especial), un Nissan Juke Nismo, un Nissan Skyline R34 GT-R, un Nissan Silvia, un Nismo 270R (un Nissan Silvia S14 preparado por Nismo y del que sólo se hicieron 50 unidades) o un TRD 3000GT, un Toyota Supra hecho por TRD.

¿Cómo funciona la mayor subasta de coches usados del mundo?

Después de haber echado un vistazo y de haber elegido los coches por los que se va a pujar, los compradores pasan al interior. Allí, en una sala parecida a las que se usan para dar conferencias, empieza la acción. En Noda hay dos de estas y se pueden llegar a hacer ocho subastas simultáneas. Para poder pujar, cada persona dispone de una especie de escritorio con dos controladores que se asemejan a un juego de arcade. Eso sí, hay que ser muy rápido.

 

La mayoría de los compradores son distribuidores que compran vehículos para su inventario, del mismo modo y los vendedores, por su parte, buscan sacar rédito a los que han recibido como intercambios parciales. Los vendedores aconsejan a los subastadores sobre cuándo detener la subasta. Los coches cuentan con un precio de reserva, pero si el dueño ve que las ofertas no van más allá, pueden decantarse por la oferta actual. Por otro lado, pagando un extra pueden acceder a la base de datos de USS Auctions y pujar desde su casa.

Y si alguien se está preguntando cuánto dinero saca USS Auctions de esto, es fácil. La casa de apuestas cobra a los vendedores y a los compradores la misma tarifa fija por cada coche: 227 dólares (207,58 euros, según el cambio actual). Es decir, gana lo mismo (415 euros) independientemente de si vende un Nissan Cube o un Lamborghini Murciélago. Claro que si vendes 10.000 coches al día durante, prácticamente, un año… no es mal negocio.

Este artículo fue publicado en Autobild por Elena Sanz Bartolomé.



Source link

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario