Vivimos rodeados de museos, aunque quizás serían más acertados decir “vivíamos”, puesto que aún queda por ver cuántos sobrevivieron a los estragos de la pandemia del coronavirus y sus secuelas. Sin público ni subvenciones -nunca ha sobrado dinero para …

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí