<
>

Xiaomi Mi Electric Scooter Pro, análisis y opinión | Motor

A estas alturas no hay duda alguna de que el patinete eléctrico de Xiaomi es uno de los productos de mayor éxito de esta compañía, y es que ya se ha hecho omnipresente en todas las ciudades de España, invadidas por estos scooters eléctricos.

Eso sí, no son todos iguales: está el modelo estándar y el Xiaomi Mi Electric Scooter Pro, cuyo análisis lees. Hemos tenido la oportunidad de probar a fondo este modelo, con más potencia y autonomía, dos demandas que hicieron los que tuvieron la oportunidad de probar el modelo normal, que quizás se quedó algo corto en ambos apartados.

Su precio en España es de 499€, aunque ocasionalmente aparecen algunas ofertas, no muchas ni muy agresivas. Hemos circulado con él para probar si cumple con las expectativas y sobre todo para guiarte y ayudarte a decidir si merece la pena el patinete eléctrico Pro de Xiaomi o no en según qué casos.

 Mi Scooter ProMi Scooter M365
Dimensiones
Peso
113 cm x 43 cm x 118 (49 plegado) cm
14,2 kg
108 cm x 43 cm x 114 (49 plegado) cm
12,7 Kg
Motor300W (pico 600W)250W (pico 550W)
Velocidad máximaModo S: 25 km/h
Modo D: 20 km/h
Modo ECO: 15 km/h
Modo S: 25 km/h
Modo control de crucero: 18 km/h
Ruedas8,5″ de diámetro
Infladas con aire
Batería474 Wh
12.800 mAh
280 Wh
7.800 mAh
Tiempo de carga8-9 horas5 horas
Autonomía máx.Hasta 45 kmHasta 30 km
Pantalla
Control
Velocímetro
Conexión Bluetooth
Indicador de luz
Modo de conducción
Batería restante (5 barras)
Batería restante (4 barras)
ExtrasIP54
Peso máximo admitido100 kg

Resumen del análisis del Xiaomi Mi Scooter Pro por apartados:

Ir más lejos y más rápido, algo que siempre viene bien

Cuando se presentó el Mi Electric Scooter Pro, todo el mundo pensó en él como una mejora lógica y necesaria que añade hasta 45 km de autonomía y un motor con 300W de potencia (600W de salida), algo que como hemos podido comprobar de primera mano, ayuda y mucho a la hora de remontar cuestas.

Gracias a este salto, puedes reducir tu dependencia del enchufe en buena medida, aunque como veremos más adelante, una cosa es la autonomía nominal y otra la real, ya que ésta última siempre se queda un poco por debajo de lo prometido en todos los modelos, no es algo exclusivo de Xiaomi.

A primera vista, no hay diferencias entre el modelo Pro y el estándar. El diseño es absolutamente idéntico, aunque el Pro pesa 14,12 kg, aunque no se nota nada la diferencia a la hora de plegarlo y cargarlo.

El montaje es bastante sencillo ya que sólo tienes que fijar el manillar con una llave Allen que viene incluida en el pack. Por lo demás, plegarlo y desplegarlo es bastante simple y una vez que lo hagas tres veces ya serás capaz de hacerlo en cuestión de segundos.

Más potencia, pero ¿se nota?

La pregunta clave de todo esto es ¿de verdad se nota la mejora de la potencia? Y la respuesta es un rotundo sí. No en rectas, en cuyo caso llegarás como mucho a los 25 km/h de velocidad máxima, aunque sí en cuestas. En tal caso, son 20 km/h subiendo desniveles bastante pronunciados, cifra que mejora al modelo normal y que no te da la sensación de ir despacio ni mucho menos.

Realmente se nota la mejora de la tracción en estas situaciones y también en las arrancadas. De hecho, los 600W de potencia de salida hacen que debas tener cierto cuidado al arrancar, ya que si no te posicionas bien puede que el tirón inicial te desequilibre y haga que vayas al suelo.

Es un problema generalizado en este patinete y en otros y tiene que ver con estructura y diseño, aunque en este caso al ser más potente se nota más: las vibraciones, baches y obstáculos se transmiten de forma directa al manillar, sin amortiguación, así que es recomendable que no apures al máximo la velocidad a menos que lo tengas muy bien sujeto.

Por eso, quizás sería recomendable apostar por otro patinete menos potente si no tienes experiencia previa con estos aparatos, o al menos con una bicicleta.

Otro aspecto que hay que valorar es el freno de disco y su capacidad de frenado en situaciones de emergencia. A esto hay que decir que si vas a 25 km/h hay pocas probabilidades de frenar de forma inmediata. Como mucho lograrás bloquear la rueda trasera y que esta derrape, así que debes tener cuidado y no acercarte a cruces a 25 km/h si no quieres tener problemas.

A esta velocidad, la capacidad del disco se reduce y es imposible frenar en seco, algo que no es exclusivo de este patinete y que te puede ocurrir también en una bicicleta, por ejemplo. Además, si circulas bajo la lluvia (algo que puedes hacer sin problemas), la efectividad del freno de disco se reducirá de forma notable.


Si estás pensando en comprar un patinete eléctrico de segunda mano, te damos algunos datos y consejos que debes tener en cuenta antes.

Por último, un problema de diseño que se podría corregir fácilmente: le vendría muy bien tener un luz de freno incorporada en el guardabarros trasero. Puede darse el caso de que frenes de forma brusca tanto en carretera como en un carril bici y simplemente el vehículo que va detrás te envista, pero es que es imposible tener un indicativo fiable de que este patín está frenando, a menos que lo señalices con la mano.

La falta de elementos señalizadores es un problema cuando el que trata de protegerte eres tú. Sí que tiene un timbre que puedes usar para alertar a otras personas y vehículos, aunque es recomendable llevar casco (aunque no sea obligatorio en según qué casos) y algúna luz o elemento reflectante.

Tres modos y una pantalla LED mejorable

Este patinete cuenta con tres modos distintos: Modo Eco, Modo Normal y Modo Sport, ordenador de menor a mayor potencia.

Podemos afirmar tras realizar la review del Xiaomi Mi Electric Scooter Pro que no hay demasiadas diferencias entre los dos últimos, sí con el primero de todos, el Modo Eco, que te hará circular quizás excesivamente lento, a poco más de 10 km/h.

Está pensado para que lo uses si quieres ahorrar batería, aunque prácticamente irás más rápido si te bajas de él y lo empujas. Es útil para zonas en las que debes circular por la acera, aunque si hay gente en ella es mucho más seguro y respetuoso que de bajes y andes.

Evidentemente, la diferencia en cuanto a autonomía se nota bastante. En el modo eco economizas energía de verdad, pero porque el uso del motor es irrisorio en comparación con los otros dos.

Pantalla con escasa visibilidad

Para cambiar de modo, al igual que para encender o apagar el dispositivo, debes pulsar el botón que está situado bajo su pantalla LED, que por cierto es muy mejorable.

Es un problema mayúsculo no ver el panel a plena luz del día, sobre todo si quieres saber a qué velocidad vas o cuál es el nivel de batería restante. No sería demasiado costoso ni complicado mejorar la visibilidad de su pantalla, pero al menos en este modelo no se ha hecho.

Mejor autonomía que el modelo normal, pero los 45 km son sólo una referencia

Como ya hemos mencionado al principio del análisis de este Xiaomi Mi Electric Scooter Pro, las cifras de autonomía que dan los fabricantes su puramente orientativas ya que son cifras de batería máxima, es decir, cuánto duraría su pila en condiciones óptimas.

Nosotros hemos probado este patinete en Sevilla, una ciudad con pocas cuestas y en la que puedes circular sin muchos problemas por el carril bici, algo que implica que tienes que frenar y acelerar en muchas intersecciones, así que es prácticamente “lo comido por lo servido”: ahorras batería ya que no tienes que superar desniveles pero te la dejas en las arrancadas.

Dicho esto y yendo al grano: la batería en el modo Sport se mueve en torno a los 30 km según nuestro cálculos, en torno a los 33 km en el modo estándar, algo lejos de los 45 km de autonomía que proporciona Xiaomi, aunque es cierto que hemos apurado la velocidad máxima en todas las rectas en las que hemos podido.

Dicho esto, 30 km están muy bien y cubren la mayoría de los desplazamientos urbanos de ida y vuelta que puedas hacer, así que en la mayor parte de casos de uso no tendrás problemas para ir y volver al trabajo o a tu centro de estudios. Puedes cargarlo sin problemas durante la noche.

Eso sí, ya te advertimos de que la carga se toma sus 8-9 horas en condiciones normales, así que será mejor que lo enchufes nada más llegar a casa o no tendrás el 100% al día siguiente. No es que sea una carga lenta sino que la capacidad es mucho mayor, así que tarda bastante más que en otros modelos.

Es el precio a pagar (en tiempo y en dinero también) a cambio de poder circular a 25 km/h de forma prácticamente constante y durante más de 30 km de distancia. 

La carga se realiza con el cargador que viene incluido en un puerto propietario (no universal, a tener en cuenta) situado justo bajo la plataforma en la que te apoyas para montar en él, como se puede ver en la foto que adjuntamos sobre este párrafo.

La movilidad en patinete: una buena opción, aunque depende de dónde vivas

Al patinete eléctrico se presenta como una alternativa algo más sostenible a la movilidad en coche o moto, aunque no tanto como caminar o ir en bicicleta. Claro está que depende del tipo de ciudad en la que vivas, y es que no en todas se puede circular con la misma facilidad.

Un buen ejemplo de esto es la diferencia que existe entre Sevilla y Madrid. Por ejemplo, en la capital hispalense es muy simple circular ya que lo puedes hacer de forma segura por el carril bici, prácticamente vayas a donde vayas y al alcance de cualquier persona. En cambio, la ordenanza de movilidad en Madrid es bastante más caótica y te obliga a ir por la calzada en casi toda la ciudad.

Es comprensible que para mucha gente circular entre coches no sea una opción, de ahí que el porcentaje de uso de la bici en ciudades como Sevilla o Valencia sea mucho mayor.

Teniendo esto en cuenta, debemos aclarar que este análisis del Xiaomi Mi Electric Scooter Pro lo hemos hecho íntegramente en Sevilla, como hemos mencionado más arriba. En su contexto, el patinete eléctrico sí que es una perfecta solución de movilidad que te permite cruzar la ciudad de parte a parte.

Hay un efecto curioso cuando circulas en patinete que no ocurre por ejemplo cuando vas en bici: te impacientas en los semáforos, pasos de peatones y esperas. Como no tienes que hacer esfuerzo físico para acelerar, los semáforos pasan de ser una oportunidad para recobrar el aliento a una pérdida de tiempo.


Acciona regala 30 minutos gratis a todos los nuevos usuarios de su aplicación de motosharing. Sólo tienes que darte de alta con documentos válidos para disfrutar de la movilidad en moto eléctrica en tu ciudad.

Además, como el motor eléctrico es muy silencioso, otros vehículos, bicicletas y los peatones no te oyen, así que debes andar con mil ojos si alguien se te cruza en el camino porque seguramente le sorprendas, como sucede con los coches eléctricos.

También hay que tener en cuenta que pesa 14 kg, así que hay que cargar con él arriba y abajo si vives en un piso. Su tamaño puede que no sea un problema, pero desde luego si vives en un séptimo sin ascensor deberías pensártelo dos veces antes de comprarlo

Una inversión rentable si la autonomía del modelo normal se te queda corta

El titular de este aparato deja poco lugar a la imaginación: si necesitas 15 km de ida y 15 km de vuelta al día, tienes que invertir un poco más porque el Mi Electric Scooter te puede dejar tirado de camino a casa o al trabajo.


Esta versión del popular patinete de Xiaomi mejora en autonomía, ascendiendo ya a los 45 km. Además, tiene un motor de 300W mucho más adecuado para superar grandes desniveles.

Para los 499€ que cuesta el modelo Pro será entonces una buena opción, así como si vives en una ciudad plagada de cuestas, aunque nos referimos a usuarios que ya han decidido que quieren un patinete eléctrico.

Antes de dar el paso y comprar o no el Mi Electric Scooter Pro, lo primero que debes valorar es si tu ciudad está adaptada a la movilidad en patinete y si es seguro circular por ella. De lo contrario puede que compres uno y luego acabes por no usarlo.

Pese a las ventajas que aporta este modelo, principalmente en potencia y batería, no se han corregido algunos errores, como por ejemplo la excesiva inestabilidad en zonas con baches o la poca visibilidad, sobre todo de noche.



Source link

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario