El taxi volador que te lleva de casa al aeropuerto es una realidad | tecnología

El taxi volador que te lleva de casa al aeropuerto es una realidad | tecnología 2

Si estás harto de esperar una hora entre que sales de casa y llegas al aeropuerto, varias empresas americanas quieren acabar con tu sufrimiento. Los taxis voladores son más reales que nunca y así van a funcionar.

Delta Airlines invertirá 60 millones de dólares en Joby Aviation, una de las principales empresas de taxis aéreos eléctricos, con el fin de crear un servicio que lleve a los clientes de casa al aeropuerto sin pisar la carretera.

Para conseguir esto usará aviones eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) de cinco plazas de esta empresa, según anunciaron el martes las dos compañías. Delta dijo que su inversión en Joby podría llegar a los 200 millones de dólares.

El servicio, que se lanzará primero en la ciudad de Nueva York y Los Ángeles, y luego en otras ciudades, será exclusivo en EE. UU. y el Reino Unido durante cinco años.

En una sesión con periodistas, el director general de Joby dijo que un viaje de manhattan al aeropuerto JFK, que puede durar entre 50 minutos y una hora cuando se viaja en coche o en metro, tardaría tan solo 10 minutos con su taxi volante. Aquí no hay Uber que rivalidad.

Y si bien es una bonita idea, la verdad es que el tipo de avion que Joby esta desarrollando (eléctrico, de perfil poco ruidoso, a caballo entre el helicóptero y dron) no está todavía aprobado para ningún servicio comercial en ningún lugar del mundo.

Fecha real para el viaje casa-aeropuerto en apenas 10 minutos

Ni Delta ni Joby quisieron revelar cuándo pretenden lanzar el servicio, teniendo en cuenta el largo proceso de regulación al que aún debe someterse a la exclusiva aeronave de Joby. Tampoco revelaron el precio del servicio, aunque Bevirt que quería que las tarifas iniciales dijeran «accesibles».

Delta es la última gran aerolínea en apostar por una tecnología de aeronaves no convencionalesa la espera de que los cielos de las ciudades estén pronto repletos de pequeños vehículos con forma de huevo, con alas fijas y rotores basculantes que funcionan con baterías.

Como ya se ha dicho, los taxis aéreos eléctricos aún no son una realidad (de ahí que Uber aun haga negocio y también se quiera meter en este negocio). Se enfrenta a una serie de desafíos técnicos y normativos antes de poder convertirse en un servicio significativo.

Hasta ahora, la implementación de estos proyectos ha resultado costosa, ya que require la construcción de una amplia red de aeropuertos verticales en los tejados o en el suelo y la aprobación reglamentaria muchas estancias. A este taxi volador aún le queda camino.

Deja un comentario