Además este tipo de viruela habría aparecido mil años antes de la fecha registrada. Debido a sus constantes viajes, los vikingos esparcieron la enfermedad.

En tiempos de pandemia es necesario estudiar lo que ocurrió a lo largo de la historia de la humanidad. Estar seguros de lo que ocurrió en el pasado nos hace comprender el presente. Además evita que se cometan los mismos errores, aunque en ocasiones parece inevitable. Recientes hallazgos en osamentas de vikingos demuestran que existió una cepa de viruela, mucho más antigua de la que se tiene registro. Y la misma se esparció por toda Europa gracias a los constantes viajes de los saqueadores nórdicos.

Publica una nota de Gizmodo que la Universidad de Cambridge encontró evidencia en el ADN de 11 esqueletos de vikingos. Los mismos estaban ubicados en puntos distantes de las regiones nórdicas que habitaban. Este número de osamentas se encontró en Suecia, Reino Unido, Noruega, Dinamarca y Rusia. Entonces con este dato se aseguran que esta versión de la viruela viajó por varios países.

Antes de esta investigación, los registros documentados que se tienen de la viruela es de los años 1650, aproximadamente. Sin embargo la cepa encontrada en las placas dentales de estos esqueletos sugieren que este virus tiene mucho más tiempo del que se pensaba. Los científicos se atrevieron a calcular que la cepa de esta viruela tiene mil años más de antigüedad.

La pandemia de los vikingos

Explican los mismos investigadores que el estilo de vida de los legendarios guerreros ayudó a la propagación de la cepa de la viruela. Situación similar a la que se atraviesa en la actualidad con el esparcimiento del coronavirus que somete al planeta. Esta pandemia comenzó en Wuhan, una ciudad de China, y ya tocó a la gran mayoría de los países del mundo. De hecho la economía se mantiene en una pausa obligatoria, intentando reactivarse poco a poco.

De igual forma este hallazgo podría determinar otra similitud entre el origen de la viruela y el covid-19. Pues conocer la cepa hallada en los dientes de los vikingos podría comprobar el origen de esta enfermedad, que estaría ligada a un salto de la bacteria de un animal, hacia el humano, tal cual ocurre en la actualidad.

Vikingos

“Esta cepa antigua de la viruela tiene una estructura muy diferente de genes activos e inactivos comparada a la versión moderna del virus”, sostuvo la doctora Barara Mühleman, coautora del informe elaborado. “El descubrimiento es un paso enorme en el estudio del virus Variola y su evolución”, finalizó.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí