Pharoah Sanders muere a los 81 años


El saxofonista tenor y gigante del jazz espiritual Pharoah Sanders ha muerto, según reveló el sello discográfico Luaka Bop el sábado por la mañana. La causa de la muerte del músico no fue revelada. Tenía 81 años.

Sanders “murió pacíficamente rodeado de familiares y amigos amorosos en Los Ángeles esta mañana”, dijo Luaka Bop. fijado en las redes sociales “Por siempre y para siempre el más bello ser humano, que en paz descanse”.

Nacido en una familia de músicos el 13 de octubre de 1940 en Little Rock, Arkansas, Ferrell Sanders primero aprendió a tocar la batería y el clarinete en la iglesia, luego tomó el saxofón (primero alto, luego tenor) en la escuela secundaria, admirando a artistas como Harold Land, James Moody, Sonny Rollins, Charlie Parker y John Coltrane. Su cambio del saxo alto al saxo tenor fue por motivos prácticos: “El tenor era el instrumento más popular en ese momento para conseguir trabajo. Alquilaría el saxofón de la escuela”, dijo Sanders El neoyorquino en una entrevista de 2020 que abarca toda su carrera. «Podrías alquilarlo todos los días si quisieras. No era un gran cuerno. Estaba algo golpeado y fuera de condiciones. Nunca tuve un saxofón hasta que terminé la escuela secundaria y me fui a Oakland, California». Años más tarde, Ornette Coleman llamaría a Sanders «probablemente el mejor tenor del mundo».

En el Área de la Bahía, Sanders estudió arte (también era pintor) y comenzó su carrera musical en serio, ganándose el apodo de Little Rock y actuando junto a los saxofonistas destacados de la región Dewey Redman y Sonny Simmons, el pianista Ed Kelly y el baterista Smiley Winters. . Se mudó a la ciudad de Nueva York en 1962, haciendo autostop hasta la ciudad sin tener un lugar donde quedarse allí: trabajó en trabajos ocasionales, donó sangre y empeñó su cuerno para sobrevivir, a veces durmiendo en el metro. Pero también fue durante este período cuando conoció y tocó por primera vez junto a Sun Ra, quien le dio el apodo de «Pharoah», así como a Don Cherry y Billy Higgins. Sanders empezó a jugar con el Arkestra en 1964, luego se unió a la banda de John Coltrane en 1965. Cuando se le preguntó por qué Coltrane lo reclutó, Sanders dijo: “Ni siquiera sé la razón. No siento que me necesitara a mí oa otro cuerno. Creo que simplemente sintió que iba a hacer algo diferente”, continuó:

Siempre tuvo una forma de mirar hacia el futuro, como un caleidoscopio. Se vio a sí mismo jugando algo diferente. Y parecía que quería llegar a ese nivel de juego, no sé si fue un sueño que se le ocurrió, pero eso es lo que quería hacer. No podía entender por qué quería que tocara con él, porque en ese momento no sentía que estaba listo para tocar con John Coltrane. Estar cerca de él era casi como, “Bueno, ¿qué quieres que haga? No sé lo que se supone que debo hacer.

Siempre me decía: «Juega». Eso fue lo que hice.

Sanders comenzó a liderar sus propios conjuntos en 1964, año en el que también vio el lanzamiento de su álbum debut. Primero del faraón. «No creo que estuviera realmente listo», recordó. “Pero tenía que continuar de todos modos y estudiar mientras intentaba ponerlo todo junto. Sabía que tenía que ser mejor de lo que era. Tenía que seguir moviéndome. Aprendí mucho de Juan». Después de la muerte de Coltrane en 1967, Sanders continuó trabajando con su viuda Alice Coltrane, incluso en su clásico perdurable Viaje en Satchidananda. Su fichaje por Impulso! anunció el período más prolífico de su carrera, ya que grabó varios álbumes por año desde finales de los 60 hasta principios de los 70, incluidos Thembi, joyas del pensamiento, unidad negra y Amor en todos nosotros. Para escucharlo decirlo, Sanders, basándose en las lecciones que aprendió de Coltrane, encabezó el jazz espiritual casi por accidente: recuerda “tratar de alcanzar algo, no sabía qué”, explicando: “Simplemente sucedió. Esa es la forma en que lo veo. Acaba de suceder. Nunca estuve satisfecho con mi forma de tocar, durante mucho, mucho tiempo. Todavía tengo problemas como ese».

Aunque el impulso! años han demostrado el período definitorio de la carrera de Sanders, continuó «alcanzando algo» a lo largo de su carrera, experimentando con R&B, jazz convencional y más para sellos como Theresa, Evidence, Timeless y Verve. Fue honrado entre la clase 2016 de NEA Jazz Masters del National Endowment for the Arts, el honor más alto de los Estados Unidos para los músicos de jazz. En el 2021 colaboró ​​con el músico electrónico inglés Puntos flotantes y la Orquesta Sinfónica de Londres en promesascual Pastas aclamado como el mejor álbum del año. Por ahora, se erige como su último récord.

Preguntado por El neoyorquino lo que estaba escuchando en 2020, Sanders dijo: “No he estado escuchando nada. Escucho cosas que tal vez algunos chicos no. Escucho las olas del agua. Tren bajando. O escucho un avión despegar».

Él continuó:

Siempre he sido así, especialmente cuando era pequeña. Me encantaba escuchar chirriar las puertas de los autos viejos… Tal vez sea algo que realmente te guste, entonces tal vez escuches un sonido como ese. Solo me preguntaba, «¿Sería ese un buen sonido?»

A veces, cuando estoy tocando, quiero hacer algo, pero siento que, si lo hiciera, no sonaría bien. Así que siempre trato de hacer que algo que puede sonar mal suene hermoso de alguna manera. Soy una persona que empieza a tocar cualquier cosa que quiera tocar y hacer que resulte ser una música hermosa.

A continuación, revisa algunas de las canciones más queridas de Sanders, así como promesas y una actuación de 1984 del Pastas archivo.





.

Deja un comentario