Algunas naciones que, en un inicio de la pandemia implementaron exitosos cercos sanitarios y tomaron medidas extraordinarias en fechas recientes experimentan nuevos y poderosos brotes derivado de la reapertura.

Te puede interesar

Aquí hay tres ejemplos:

Australia

Pese a que en un inicio Australia fue un ejemplo con muy pocos casos de COVID-19, la reapertura provocó uno de los brotes más intensos en Melbourne .

Esto provocó que se impusiera una cuarentena parcial de seis semanas y obligado al uso de cubrebocas en lugares públicos.

En febrero, Australia [19459017[HabíacerradosusfronterasaChinayenmarzoavisitantesengeneral

Pero ahora ha tenido cifras récord de contagios .

Japón

Aunque no fue impuesta de manera obligatoria por ser ilegal, Japón obligatorio una disciplina de cuarentena ejemplar tras la declaratoria del estado de emergencia en el país.

Sin embargo, el 25 de mayo el primer ministro Shinzo Abe canceló dicha declaración y comenzó la reapertura de las actividades.

Empresas, museos y escuelas reabrieron gradualmente y pese a que, las autoridades aseguraron que el virus estaba controlado , apenas esta semana, Tokio tiene niveles de registro de contagios.

Tras darse a conocer que en un solo día había estado 360 casos nuevos diarios la alcaldesa de Tokio, Yuriko Koike envió a la población permanezca en casa.

Israel

Las medidas iniciales impuestas por el gobierno de Israel permitió que existiera una tasa muy baja de mortalidad por COVID-19.

Pero ahora experimentando un rebrote que ha dejado hasta 2 mil casos nuevos por día.

También se aprobó una ley que permite que el primer ministro Benjamin Netanyahu declare un estado de emergencia sin la necesidad de la aprobación de legisladores.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí